Whatsapp en la mira de la justicia de Estados Unidos

Cifrado impide acceder a conversación en un caso que investigan.

whatsapp-candado

WhatsApp impide el acceso al gobierno en un caso que se está investigando.

A raíz de que Apple se negó a dar acceso a los contenidos del iPhone 5c al FBI, el Departamento de Justicia busca obligar no solo a esta empresa, sino a otras, a proporcionar información que requieran y ahora le toca el turno a Whatsapp.

El gobierno de ese país analiza los temas relacionados con encriptación, seguridad y privacidad, sobre todo porque sabe que tiene poco tiempo en que el mensajero mejoró los sistemas de seguridad en las conversaciones, evitando que puedan ser vistas por terceros.

La semana pasada, el gobierno de Estados Unidos estaba estudiando cómo proceder en la investigación criminal en donde un juez federal aprobó la realización de una intervención telefónica a WhatsApp, pero los investigadores fueron bloqueados por el cifrado de la misma. Por ahora se desconoce el tema y ubicación pero sin duda, esto es solo el comienzo de la búsqueda de datos en apps enfocadas en comunicación por lo que podrían agregarse otras como Facebook, Twitter, Telegram por mencionar algunas (Apple ha ayudado previamente al dar información obtenida en iMessage en un caso relacionado con drogas y armas).

WhatsApp-Espia

La importancia de este tema superaría al que actualmente tiene el iPhone ya que se centra en concreto en obtener datos de apps en donde directamente se obtiene información, por lo que se cree  que el mensajero sería forzado por medio de un juez a dar los datos en caso de no ayudar voluntariamente.

Whatsapp podía leer los mensajes que pasaban por los servidores por lo que agregó cifrado de punto a punto para que solo los involucrados la puedan acceder. Es por eso que en el más reciente caso, cuando un ejecutivo de Facebook fue arrestado en Brasil, alegó que no puede dar datos que no poseen y teme que le espíen las llamadas. Además de que consideran que el gobierno está por iniciar “una guerra contra las empresas de Silicon Valley”.

Es un hecho que las leyes van a cambiar para que el gobierno pueda obtenerlas sin resistencia por parte de los fabricantes, ya que las actuales no aplican debido a los cambios tecnológicos.

Con información de New York Times