FBI quiere que se baje la guardia favoreciendo a los criminales: Apple

Vicepresidente alega que añadir apps que vulneren iOS sería un gran error.

iphone fbi

Apple no permitirá que el trabajo que han hecho para proteger a iOS sea desestimado por el FBI.

La lucha de poder entre el FBI y Apple continua. Ahora es Craig Federighi, vicepresidente senior de software de Apple quien dio a conocer en un artículo publicado por The Washington Post el porqué la empresa no puede dar acceso al FBI ni a nadie a iOS.

En sus palabras, considera que el gobierno desea regresar a los tiempos de inseguridad, un lujo que no se pueden permitir, y en el cual han estado trabajando sin descanso, para estar un paso adelante de los criminales quienes tratar de obtener información personal además de cometer otros tipos de robos que ponen en peligro a todos los usuarios.

Para respaldar su opinión, indicó que hace 18 meses los hackers han robado millones de datos de tarjetas de crédito, huellas dactilares en tiendas departamentales, bancos e incluso de instituciones el gobierno, por lo que se está apenas viendo “la punta del iceberg”.

Federighi considera que los smartphones son más que dispositivos personales y en esta época, una en donde el mundo está conectado, se debe establecer un perímetro de seguridad para proteger a la familia y empleados, sobre todo porque los atacantes pueden usar un teléfono para iniciar ataques a infraestructuras vulnerables como estaciones de energía y medios de transporte.

Afirma que la tecnología de cifrado hecha por Apple ayuda a evitar el acceso a la información personal, manteniéndola segura, además de evitar que se pueda insertar malware o spyware para ser usado en el teléfono de personas que no sean el usuario, por lo que cualquier intento de añadir programas que debiliten el software sería un gran error, siendo ese el motivo por lo cual se oponen a la solicitud del FBI de crear una puerta trasera, decisión que consideran decepcionante junto con la del Departamento de Justicia, entre otros, al presionarlos a usar tecnología insegura, como lo es iOS 7, que ha sido hackeado.

Apple no está de acuerdo con crear un programa que produzca una vulnerabilidad para que el gobierno acceda a los contenidos del iPhone, ya que de hacerse, dicho software sería una debilidad usada potencialmente por los hackers y criminales (además de que ha reconocido que desea usarlo en otros iPhones y no solo en el iPhone 5 usado por el terrorista de San Bernardino, como habían dicho inicialmente).

Con información de The Washington Post.