Gobierno de Yucatán pretende que Uber cobre 10% adicional a usuarios

Uber pide apoyo ciudadano para evitar este atropello.

ubermeridanopara

Condiciones ridículas pide el gobierno yucateco para regularizar a Uber.

Si bien en todas las ciudades donde Uber se ha lanzado, siempre ha aceptado las condiciones de regularización, los intereses particulares que tiene el gobernador de Yucatán busca favorecer al monopolio del FUTV, por lo que la propuesta presentada está viciada para impedir que el servicio se ofrezca de la misma forma que en el resto del mundo.

Uber es un servicio global y como tal no puede ser que se le pongan pretextos tontos en donde las condiciones que se exigen ni siquiera las cumple el Frente Único de trabajadores del Volante.

Uber publicó en su centro de noticias que no se opone a “ser regularizado” (a pesar de ser un servicio entre particulares y no de transporte público), desean parte del “proyecto de seguridad”  (¿Cuál? Si algunos miembros del FUTV son parte del “Escudo Yucatán”) y generar oportunidades económicas en Yucatán, pero la propuesta de regulación para Empresas de Redes de Transporte presentada en el Congreso, lejos de promover la generación de empleos a través del emprendimiento y ofrecer un transporte seguro y eficiente para los yucatecos, parece estar enfocada a proteger el monopolio que hoy tienen los líderes taxistas ( ya era hora que por fin la empresa llamara por su nombre las cosas).

El servicio lleva operando en Mérida tres meses, en los cuales se ha descargado la app 62 mil veces y hay 2 mil conductores en su base. Según indica la empresa, son yucatecos que ganan  en promedio 500 pesos diarios, dinero que se queda en el Estado. por lo que Uber es  una de las empresas que más apoyan la economía local (a diferencia de las ferias locales de empleo con puestos que en su mayoría  no pasan de los 5 mil pesos mensuales).

Entre las exigencias del gobierno, pide cobrar de entrada el 10% de cada viaje a los usuarios, cuando en ninguna ciudad de la República Méxicana se paga semejante porcentaje, el máximo es del 1.5% en la Ciudad de México. Ese porcentaje adicional se destina a mejorar la movilidad, pero en la “Ciudad más segura de México”, se iría al rubro de seguridad, cuando se tiene constancia que el FUTV ha comenzado de nuevo a hostigar a conductores de Uber tirándoles huevos para tratar de provocarlos.

Otro requisito que piden es que sólo los  dueños del automóvil ofrezcan el servicio, evitando que casi el 50% de los conductores actuales se queden sin empleo. En este aspecto se sabe que parte de los taxistas no son los dueños de las placas y solo conducen varias flotas para darle las ganancias al dueño de los mismos. No se puede exigir algo que no han regularizado con dicha asociación. Como se dice popularmente “o todos hijos o todos entenados”.

Una condición más es pedir que todos los automóviles cuesten mínimo $400 mil pesos cuando en la ciudad solo se ofrece el servicio Uber X. Aquí se vuelven a morder la lengua la gente del congreso. Gran parte de los taxistas manejan el modelo más inseguro de automóvil, el Tsuru, y cobran como si dieran servicio ejecutivo. ¿No deberían ofrecer tarifas acordes al automóvil en donde prestan servicio o de plano, cambiar a modelos mejores? hay que predicar con el ejemplo. En parte los taxistas están atados de mano porque tienen que pagar grandes cuotas a los líderes más los cobros que le hacen al gobierno (y dar su parte a los dueños del auto cuando aplique).

También está decidir el número de autos que podrán prestar el servicio y que el pago sea exclusivo con tarjeta de crédito, cuando antes decían que debían considerar los pagos en efectivo (lo cual Uber ya tiene en fase de prueba).

Sinceramente no se vale exigir lo que ni siquiera con el propio sindicato de taxistas ofrecen y más cuando les han permitido cobrar la tarifa más alta de todo el país y que ahora buscan eliminar o prohibir toda alternativa que ofrezca el servicio que realmente merecen los yucatecos y que en otras alternativas (no solo Uber), han encontrado.

Es por eso que Uber pide a usuarios y conductores su apoyo para firmar una petición publicada en Change.org,  dirigida al Gobernador  para mostrar que la sociedad no está de acuerdo con las injustas condiciones que pretenden implementar.  Hasta el momento lleva más de 7,500 firmas.

También se pide usar las redes sociales para apoyar a Uber con el hashtag #UberMeridaNoPara o alguna de las siguientes frases:

    • Quiero que Uber se quede porque está ayudando a mover la economía del estado y mejorar nuestra seguridad. #UberMeridaNoPara
    • Quiero que Uber se quede por el derecho de los ciudadanos a un trabajo digno. #UberMeridaNoPara

 

  • Firma la petición ciudadana publicada en CHANGE.ORG aquí

Con información de Uber