Protege tu red Inalámbrica

Cambiar SSID, usuario y wep key son las primeras acciones que todos deberíamos realizar al configurar el modem de nuestras casas por primera vez.

¿Notas que tu Internet está mucho más lento que de costumbre? En el mejor de los casos solo podría ser un problema de tu proveedor, en el peor, alguien podría está utilizando tu red (y los recursos de la misma) sin tu autorización.

Es importante proteger nuestra red y nuestra información de cualquier hacker o hijo de vecino que quiera utilizar de manera ilegal nuestros servicios, por lo que debemos tener en cuenta algunos puntos para proteger nuestra red inalámbrica.

Modifica el acceso a tu router

Este es el primer punto que debemos de atender, ya que con diversas apps y software, es posible “adivinar” la contraseña que viene por default en un módem, impidiéndonos no solo poder cambiar la clave de internet, sino también evitando que entremos a la consola de administración.

Si este es el caso, podremos recobrar el acceso mediante el botón de reset que tienen todos los modems, al hacer esto, se reinician todas las configuraciones por las de fábrica.

 

¿Cómo cambiar estos datos?

Para cambiar el usuario y la contraseña de acceso es necesario ingresar a la página del módem con los datos que nos dio nuestro proveedor (muchas veces estos datos vienen en la etiqueta pegada al módem) y desde ahí podremos hacerlo. Es importante cambiar tanto el usuario como la contraseña de ser posible.

Algunos proveedores como Telmex, cuentan con apps desde las cuales podremos modificar varios de estos parámetros.

 

Modifica tu clave de acceso a Wifi

Una vez que nos encontramos dentro de la consola de administración de nuestro módem/router podremos cambiar la clave de internet y elegir el tipo de seguridad o cifrado que deseamos tener.

Tipo de cifrado o seguridad

El cifrado de la clave es uno de los aspectos más importantes a considerar en la seguridad de nuestra red. El mejor cifrado es el WPA2-PSK (AES), por lo que hay que elegir este tipo de cifrado si nuestro módem lo permite. Si solo nos aparecen tipos de cifrados WEP, es recomendable buscar un cambio de módem, ya que este tipo de seguridad son las más propensas a ser hackeadas, incluso desde un teléfono celular.

Clave de Wifi difícil de adivinar

Las contraseñas que vienen de fábrica son por lo general seguras, pero también son propensas a ser vulneradas mediante algún software, por lo que es de gran importancia crear una nueva de al menos 12 caracteres incluyendo mayúsculas, minúsculas, números y/o caracteres especiales. Entre más compleja sea tu contraseña, mucho más difícil sera hackearla. Para evitar tener que hacer reset continuamente de tu router si olvidas la contraseña, podríamos poner algún post it con la misma cerca del módem y compartirla así solo con quien lo deseemos.

Cambia y oculta el SSID

El SSID es el identificador de cada red y al modificar /ocultar el SSID pondremos una barrera de seguridad enorme, ya que antes de intentar adivinar la contraseña de nuestra red, tendrían que adivinar el usuario. Si hacemos esto, siempre podremos conectarnos ingresando de manera manual el usuario/contraseña.

Proteger mediante MAC Address

Otro de los candados de seguridad que podemos hacer es permitir que únicamente se puedan conectar los dispositivos cuya MAC address coincida. Para ello tendremos que buscar este identificador en cada uno de nuestros dispositivos e introducirlo en el filtro del router.

La MAC Address se genera por una tarjeta de red física, lo que incrementa de manera notable nuestra protección ya que aunque tengan usuario/contraseña de la red, si su dispositivo no se encuentra en nuestra lista permitida, no podrá conectarse.