Porqué elegir hoteles en Ixtapa y en Guayabitos

Dos destinos paradisíacos pertenecientes al corredor turístico de México. La distancia entre ambos es de unos 40 kilómetros. Yendo en carro por carretera desde Rincón de Guayabitos hacia Ixtapa, se tarda aproximadamente 30 minutos. Para quienes deseen disfrutar una temporada única, elegir hoteles en Ixtapa o reservar un hotel en Guayabitos será la mejor opción.

Ixtapa es un pueblo de pescadores muy atractivo, con un ambiente ideal para pasar una temporada en familia. La bahía, de aguas claras y templadas, es bella y segura y los hoteles en Ixtapa se extienden a lo lardo de varios kilómetros. Rincón de Guayabitos es también un reconocido rincón familiar en el Pacífico mexicano, con playas de suave oleaje y arena muy fina. Es sencillo encontrar un excelente hotel en Guayabitos, también un destino ideal para disfrutar con la familia.

Ixtapa posee un paisaje espectacular: la bahía está rodeada de una cadena montañosa que va de encuentro al mar, dándole un marco paradisíaco a la región. Diversas playas y un ambiente tranquilo y familiar transforman a Ixtapa en un destino ideal para vacaciones con el grupo familiar.

Guayabitos también tiene una infraestructura turística excelente, con diversos tipos de hospedajes, como hoteles ‘all inclusive’ (todo incluido), hoteles tradicionales y búngalos. Contando también con una naturaleza privilegiada, Guayabitos brinda la oportunidad de vivir aventuras imperdibles, desde deportes acuáticos como snorkel, surf, pesca o paddle board, hasta paseos en lanchas que tienen un fondo de cristal para poder observar los bellos peces de colores.

Planificar unas bellas vacaciones combinando playa, sabrosa gastronomía, diversas actividades y entretenimiento sin necesidad de gastar mucho dinero, significa que elegir Ixtapa, por ejemplo, como destino para las vacaciones es una de las mejores opciones.

También Guayabitos es una excelente opción, un lugar lleno de vida, combinando bellezas naturales, como sus playas de suave oleaje y arena fina, una excelente infraestructura hotelera y un entorno natural que permite la práctica de diversos deportes acuáticos y paseos espectaculares.

Luego de reservar un hotel en Guayabitos, organizar las actividades:

Conocer las playas secretas: Se localizan al sur de Guayabitos y son poco conocidas, por ese motivo, muy poco visitadas! Es por ese motivo que mantienen un encanto natural salvaje. Son las playas ‘del Beso’ y ‘el Toro’. Se llega allí en barco o a través de un sendero selvático.

Disfrutar en la Isla del Coral: Un destino que todo visitante de Rincón de Guayabitos debe conocer. Se localiza a aproximadamente 3 kilómetros de la playa de Guayabitos y es una reserva ecológica protegida. Es posible practicar deportes acuáticos como el snorkel y el buceo, admirando tanto aves marinas como gaviotas y pelícanos, como la gran diversidad de especies marinas. Ideal para tomar fantásticas fotografías.

Conocer y saborear la gastronomía local: La gastronomía en Guayabitos es muy variada, desde los mariscos y la típica comida mexicana, a platos elaborados, como el popular pescado zarandeado. Otros alimentos como el pan de coco y los plátanos fritos son muy deliciosos y consumidos por los visitantes, como asimismo las brochetas de pescado y camarón asadas. Una delicia!

Paseos y entretenimiento en Ixtapa

Los amantes del surf podrán dar rienda suelta a su pasión deportiva: En esta región existen playas para todos los niveles de esta práctica deportiva. Se recomienda llevar calzados especiales para el agua, porque algunas playas tienen fondo rocoso. Tener en cuenta que la playa La Saladita es especial para los profesionales de este deporte.

Paseos en motos y en bicicleta: Es posible – y muy divertido – andar en cuadriciclos por la playa. Es una de las actividades más divertidas y recomendadas para hacer por las playas vírgenes y los senderos selváticos. También se puede ir en bicicleta hasta la Playa Linda (unos 7 kilómetros aproximadamente) y disfrutar un día de sol y mar, haciendo ejercicio ida y vuelta!

Visitar el Delfinario: Será un paseo inolvidable para todos. Hay programas especialmente creados para que los visitantes tengan la posibilidad de observar y convivir con los maravillosos delfines. Las actividades varían de acuerdo al tipo de visitante y las hay para todas las edades. Allí se ofrece también la posibilidad de hacer ‘delfinoterapia’, que es una terapia especialmente diseñada para quienes sufren trastornos psicológicos.