Trump también tuvo que cambiar su smartphone Android por otro seguro

Se desconoce si usará al que le dio el servicios de inteligencia para tuitear

Republican presidential candidate Donald Trump listens to his mobile phone during a lunch stop, Thursday, Feb. 18, 2016, in North Charleston, S.C. (AP Photo/Matt Rourke)

Se desconoce el modelo del nuevo smartphone del Presidente de Estados Unidos. Foto: AP/Matt Rourke.

Después de que el carismático ex presidente Barack Obama dejó la Casa Blanca, para que Donald Trump asuma la presidencia de Estados Unidos, como era de esperar, uno de los cambios que tuvo que hacer es usar un nuevo smartphone pero no uno cualquiera.

El teléfono personal queda en segundo plano cuando se trata de regir al país más poderoso del mundo, motivo por el cual es reemplazado por uno que le dan la agencia de inteligencia para tratar asuntos oficiales. El usaba un Galaxy desde donde por lo general acostumbraba escribir los polémicos tuits.

El nuevo dispositivo es seguro, cifrado, aprobado por el servicio secreto y solo algunas personas conocen el número para tener acceso al mismo, por lo que tendrá que buscar otras alternativas para contactar a las personas con quien por lo general se comunica.

No se sabe si se le va a permitir otro equipo para fines personales pero es evidente que esto no lo ha detenido para escribir sus tuits, al menos que alguien más lo esté haciendo por orden suya, lo cual no sería descabellado de pensar.

En el caso de Obama, mantuvo su BlackBerry pero este fue modificado para que sea usado aunque luego lo tuvo que cambiar por un Galaxy S4, en donde no podía llamar a nadie, instalar apps o tomar fotos, por lo que es casi seguro que esas serán las características del que use el nuevo presidente.

Ahora se sabe que el anterior presidente tuiteaba usando un segundo smartphone, un iPhone, pero pocas veces fue él quien los escribió y siempre consultando el contenido con su staff, desde el cual pudo tener algo de libertad para escribir y recibir correos electrónicos, navegar por Internet.

Con información de BGR