Obama llora por su BlackBerry

 

Los medios especializados se hicieron buen eco de esta nota aparecida en el New York Times donde se dice que una de las cosas que más va a echar de menos el inminente presidente de Estados Unidos es su Blackberry 8700c, del que rara vez se separa. El aparato (lo lleva casi siempre en el cinturón) se convirtió en su conexión con el mundo exterior a medida que la burbuja que lo rodeaba durante la campaña se iba cerrando. Sólo le es infiel -Obama también tiene un iPhone- en contadas ocasiones.

Sus asistentes dicen que los memorándums e informes dirigidos a él rara vez se imprimían para enviarlos a su casa o a su hotel. Simplemente eran enviados al BlackBerry.

No por nada su campaña se caracterizó por el uso de soportes electrónicos, publicidad en videojuegos, aplicaciones para el iPhone orientadas facilitar la difusión de su mensaje y campañas de mobile marketing de todo tipo.

En este otro artículo se explica que el cargo de presidente viene con evidentes ventajas pero también con muchas obligaciones. Una de ellas requiere que todas sus comunicaciones estén recogidas de forma oficial. Por eso los presidentes tienen que abandonar sus cuentas de correo personales.

Aunque durante la campaña recibía de forma diaria resúmenes de prensa con la información relativa a la campaña, Obama solía sorprender a sus colaboradores con información nueva que él mismo encontraba buceando por la web.

Es probable que durante su mandato trate de cambiar estas limitaciones. En el artículo del NYT se dice que Obama podría pedir usar su ordenador personal -tiene un MacBook Pro– en el despacho oval, algo que hasta ahora intentó ningún presidente.

Habrá que ver cómo afecta la desconexión forzada a su política de comunicación. Varios analistas ya dicen que así como JFK fue el primer presidente televisivo, Obama será el primero vinculado a Internet.

Extraído de CanalPDA