Apple anuncia ResearchKit para apoyar investigaciones médicas

Apple introdujo HealthKit, su herramienta para mediciones de aspectos relacionados a la salud o a actividades físicas junto con su más reciente sistema operativo, iOS 8. En el anuncio del día de hoy introdujeron otra herramienta llamada ResearchKit, dedicada a que investigadores de temas de medicina puedan usar los datos recopilados por HealthKit. Los usuarios pueden optar por no compartir esos datos, de cualquier manera Apple aseguró que no tendrá acceso a esos datos. La plataforma estará disponible a partir del próximo mes para el público en general, pero las 5 aplicaciones integradas en ResearchKit estarán disponibles desde ahora en la App Store.

Presentación de ResearchKit en el evento de Apple

Presentación de ResearchKit en el evento de Apple

La plataforma tendrá un código abierto y hasta ahora han tenido colaboraciones con instituciones como la Universidad de Rochester, el Hospital Xuanwu y la Capital Medical University para investigaciones respecto a la enfermedad de Parkinson.

Otra aplicación está dedicada a investigaciones respecto al asma, pues ahora se envía la frecuencia con la que el usuario usa su inhalador al Hospital Mount Sinai en Nueva York, pues es el asociado responsable de controlar dichos datos.

Asociados de Apple para investigaciones médicas

Asociados de Apple para investigaciones médicas

Una aplicación para investigaciones referentes a la diabetes fue creada en asociación con el Hospital General del Massachusetts y una para la investigación de enfermedades cardiovasculares junto con la Universidad de Stanford y la Universidad de Oxford.

Por último, la aplicación que ayudará a las investigaciones en cuanto al cáncer de mama fue creada junto con el Isntituto de Cáncer Dana-Farber, la Escuela de Salud Pública de la UCLA y Penn Medicine.

Aplicaciones de ResearchKit disponibles desde hoy

Aplicaciones de ResearchKit disponibles desde hoy

La aplicación recopilará datos como la presión sanguínea, el peso, niveles de glucosa en la sangre así como las mediciones que indiquen los hábitos de ejercitar de los usuarios que decidan contribuir a estas investigaciones, además se podrán contestar encuestas para sustentar la información.

Con más de 700 millones de iPhones vendidos se espera que un gran número de usuarios participen, pues es difícil encontrar voluntarios en clínicas o universidades. Pero dada la facilidad con la que funcionarían las aplicaciones y que con acciones tan simples como guardar el teléfono en la bolsa del pantalón y caminar 20 pasos se pueda medir el ritmo de andar de algunos pacientes, se le podría hacer más atractivo a una población más amplia.

Fuente: Apple Insider

Imágenes: Ars Technica