Ondas sísmicas como alternativa al GPS

Cuando hablamos de posicionamiento global, enseguida pensamos en GPS, sobre todo en los smartphones donde primeramente  se usaba ( y aún se usa), la triangulación celular. Antes el GPS  estaba limitado al uso militar; después apareció  en forma de un dispositivo que acompaña a nuestro móvil en la carretera (todavía se usa de esa forma). Las generaciones actuales saben que sus móviles lo traen incluido por lo que es  aprovechado para emplearlo en apps que hacen uso de esta tecnología. Así como apareció el GPS, debe haber una tecnología más que la pueda reemplazar.

Ondas sísmicas, el futuro GPS

sistema de posicionamiento abierto1

El uso de los GPS en nuestros móviles nos sirve para encontrar direcciones, establecimientostacos, chicas, decir que estamos en un lugar determinado, jugar, reportar congestionamiento vial, ubicar autos robados, lo usamos de forma cotidiana sin prestar atención a que el manejo y control de todos los datos obtenidos están en manos del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El problema con esto, es que no sabemos con qué fines lo pueden usar por lo que aparece una propuesta alternativa, aún en etapa inicial, para ser una opción a su uso.
Philipp Ronnenberg, un estudiante de diseño interactivo de la Escuela Real de Arte en Londres propone una alternativa  de geolocalización open source basada en las vibraciones de la tierra que “trabajaría mejor” que el GPS actual.

El  sensor  puede detectar y recabar diferentes frecuencias (construido con Arduino)  y trabaja junto con un sistema de posicionamiento abierto diseñado para recibir las ondas sísmicas emitidas  por maquinaria pesada de las plantas de energía y fábricas. Cuando el sensor detecta al menos tres diferentes ondas provenientes de diferentes lugares, se podría determinar la ubicación de un punto específico.

Actualmente el proyecto se encuentra en fase de búsqueda de aportaciones de otras personas interesadas en ser beta testers.  Se desconoce si se pueda ofrecer un producto final o se quede como un proyecto. Lo cierto es que ya tenemos un intento por ofrecer una alternativa al GPS, que pretende  proporcionar un sistema de localización seguro y público que no sufra de restricciones de uso, pérdida de señal o sea usado por los enemigos.

Este no es el primer uso de un sistema basado en ondas de radio ya que una empresa de defensa de Reino Unido actualmente lo está desarrollando, lo que significa que su uso sería para fines militares pero no público.

Ojalá se pueda concretar este proyecto y así ofrecer una alternativa que no esté en manos del gobierno de un país en específico, sino que sea de uso libre para todos.

.