Lei Jun, el emperador chino que quiere conquistar occidente

Es innegable el gran alcance que Xiaomi, la gigante de China que ha conquistado el mercado nacional, ha logrado en tan solo cuatro años que han pasado desde su fundación, sin embargo, como siempre sucede, todo es gracias a una persona que en ningún momento abandonó sus ideales y ha trabajado incansablemente hasta lograrlo, en el caso de Xiaomi se trata de Lei Jun, fundador y actual CEO de la gigante asiática, quien a día de hoy, aún con el gran alcance y valoración multimillonaria que la empresa ha alcanzado, trabaja cien horas a la semana con tal de que Xiaomi siga creciendo.

Lei Jun, founder and CEO of China's mobile company Xiaomi, poses for photo ahead of an interview in Chengdu

Lei Jun ha logrado a través de Xiaomi poner potentes teléfonos inteligentes en las manos de miles de millones de personas por un precio muy asequible, mismo que con el tiempo disminuye cada vez más, lo cual le ha valido el reconocimiento del mercado de su país natal, el más grande del mundo. Por esta gran hazaña Jun ha sido nombrado Empresario del Año 2014 por Forbes Asia.

A pesar del gran alcance que tiene actualmente, Jun aún tiene grandes expectativas para la empresa, pues planea invadir Estados Unidos y Europa y no solo eso, sino que uno de sus ideales es liderar el mercado de los smartphones de cinco a diez años. Tomando en cuenta que el año pasado Xiaomi desbancó a LG como tercer fabricante a nivel mundial y que actualmente vende más dispositivos que Apple en su país natal, no es una idea descabellada pensar en dicha aseveración como una realidad.

El hombre antes de convertirse en emperador

Actualmente Lei Jun es considerado el octavo hombre más rico de China, con una fortuna que asciende a los 9,900 millones de dólares,  sin embargo no siempre fue así. Es egresado de la Universidad de Wuhan, en donde estudió la maestría en Ciencias Informáticas, inspirado por las grandes compañía con sede en Silicon Valley.

Esto le sirvió para ser considerado toda una leyenda en su país natal, pues ha sido parte de otros gigantes tecnológicos como Kingsoft, compañía de la cual luego de seis años de arduo trabajo, en 1998, llegó a ser CEO. Así como este, se pueden citar gran cantidad de ejemplos, en donde la participación de Jun se ha vuelto fundamental, tanto a nivel inversor como directivo.

grafico_lei_jun

Con un amplio abanico de empresas en su historial, fue en 2010 cuando Jun decidió enfocarse en la industria de los dispositivos móviles, la cual había crecido como la espuma en muy poco tiempo. Fue entonces cuando buscó el apoyo de inversionistas extranjeros, entre ellos Bin Lin, y fundo Xiaomi, que en chino mandarín significa “pequeño arroz”. En ese entonces Jun pensó que la empresa en un futuro lejano podría valer 10,000 millones de dólares, valuación que alcanzó en 2014, tan solo cuatro años después de su fundación.

Xiaomi y el futuro del mercado internacional de smartphones

Tan solo en 2014 Xiaomi logró vender 61 millones de smartphones gracias a su modelo de distribución web, el cual consisten en reducir al menos el 10% del precio final de sus terminales mediante la venta en línea, eliminando el pago a intermediarios. Como ejemplo, el pasado 11 de noviembre Xiaomi vendió más de un millón de terminales en el “Día de los Solteros” el cual fue promocionado por otra gigante china, Alibaba.

“Desde el primer día que fundé Xiaomi, mi objetivo era hacerla una compañía global”, afirma Jun, y para lograrlo ha seleccionado a Indonesia, Hong Kong, India, Malasia, Singapur y Taiwan como los seis mercados regionales para su expansión.

Xiaomi

Parte importante del esquema de crecimiento de Xiaomi es que no será la misma firma quien fabrique sus terminales, según explica Jun, sino que invertirá en startups u otras empresas más grandes para que los hagan. A fecha de hoy, cuenta con 23 socios en cuestión de hardware, los cuales tienen permitido vender en su sitio web principal. Lei Jun espera replicar este modelo a escala mundial.

A pesar de todo, Jun se muestra reacio a cotizar en la bolsa durante los próximos cinco años, aunque la apertura de una oferta pública de acciones pueda llevar a Xiaomi a una valuación de más de 100, 000 millones de dólares, ya que para el CEO de Xiaomi lo más importante es enfocarse en el crecimiento internacional, aunque con tanto por hacer aún en su mercado natal, Lei no planea atacar el mercado estadounidense durante al menos tres años.

vía Forbes