Megacable adquiere el negocio de fibra óptica de Axtel por $1,150 millones de pesos

Megacable podría convertirse en un importante competidor en fibra óptica

Axtel vendió en diciembre de 2018 a Televisa una importante parte de su negocios de fibra óptica del servicio ofrecido en Monterrey, San Luis Potosí, Aguascalientes, Ciudad de México, Ciudad Juárez y  Zapopan, pero aún restaba una parte parte importante del mismo negocio que finalmente ha sido adquirido por Megacable.

Este jueves, Axtel confirmó la venta del servicio de fibra óptica a Megacable correspondiente a las ciudades de León, Puebla, Toluca, Guadalajara y Querétaro ahora será operado por Megacable en una transacción por un valor de $1,150 millones de pesos. 

Axtel transfiere un total de 55,000 nuevos clientes residenciales y de Pymes gracias a una red de fibra óptica de 1,370 kilómetros, pero la compra todavía deberá ser autorizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) quien deberá aprobar el acuerdo de venta.

“La exitosa monetización de este negocio, en conjunto con las iniciativas de buscar un socio estratégico para nuestro negocio de Centros de Datos y la separación funcional de nuestras operaciones en dos unidades de negocio, reflejan nuestro compromiso de buscar maximizar el valor para nuestros accionistas. Los recursos netos de la transacción serán utilizados para disminuir deuda y otros pasivos, contribuyendo a mejorar nuestra estructura de capital y reducir el gasto financiero”, declaró Rolando Zubirán, Director General de Axtel.

Axtel ahora se enfocará solamente en el mercado empresarial y de gobierno, por lo cual está desincorporando activos que no le resulten rentables como lo es su servicio de fibra óptica para el servicio doméstico y de pequeñas empresas.

Habrá que esperar para saber si Megacable planea hacer cambios con sus nuevos suscriptores, pues podría realizar una migración de todos ellos a su sistema, o bien, mantener todo como se enucentra hasta el momento para evitar problemas a sus nuevos clientes.