Windows Terminal, una nueva consola para Windows 10 con CMD, Powershell y WSL

Microsoft desea combinar la consola de Windows con Linux

Build 2019 está llevándose acabo en Estados Unidos, desde donde se está revelando importantes novedades dentro del ecosistema de productos de Microsoft. Ya se anunció Microsoft Edge basado en Chromium, así también el uso de Alexa en Windows 10 como oyente activo, pero ahora se presenta una de las novedades más importantes para los desarrolladores.

Windows Terminal es una nueva consola y herramienta para la línea de comandos tradicional que hemos tenido sin cambios desde hace varios años. Esta a diferencia del símbolo del sistema o la misma PowerShell ofrece por primera vez pestañas, además de prometer una interfaz de usuario con renderizado de texto acelerado por la GPU y soporte para emojis.

Windows 10 incluirá pronto esta nueva consola “Windows Terminal”, cuyo diseño está orientado para ser la ubicación central desde la que los desarrolladores accedan a los ambientes de desarrollo como la PowerShell, cnd, el Subsistema de Windows para Linux (WSL), y otras aplicaciones de la línea de comandos.

Una de sus principales novedades es que podremos tener varias pestañas y más personalización, luciendo algo similar a la consola de Linux, pues Microsoft desea realizar una combinación entre Windows y Linux para beneficiar a los propios usuarios y desarrolladores.

Microsoft promete que el subsistema de Windows para Linux será hasta el doble de rápido en las operaciones con archivos del sistema pesados, como en las instalaciones NPM, por lo que se vienen modificaciones importantes para mejorar el rendimiento entre la interoperabilidad de ambas plataformas.

Windows Terminal estará disponible en una versión preeliminar de Windows 10 a partir de junio de 2019, por lo tanto, Microsoft todavía está ultimando detalles antes de lanzar una nueva preview de Windows 10.

Microsoft también confirmó que en junio llegará la nueva generación de WSL, la cual ofrecerá una mejor tecnología relacionada para Azure y el escritorio de Windows, permitiendo mejorar el rendimiento y la compatibilidad entre servicios.