Telefónica vende su filial británica O2

Las operadoras móviles pueden ser un negocio sumamente importante con grandes ganancias, pero a la vez existen algunos riesgos cuando se adquiere alguna operadora. Este fue el caso de Telefónica, quien en 2005 adquirió a la operadora O2, la segunda más grande Reino Unido y con presencia en el mercado alemán e irlandés, pero los negocios no resultaron tan productivos, pues la operadora española anunció la venta de su filial británica O2 a Hutchison Whampoa, un grupo de Hong Kong, controlado por  el magnate Li Ka-shing, quien habría accedido a elevar su oferta para la compra, según fuentes financieras.

Telefonia O2

La adquisición de O2 en 2005 incrementó la deuda de Telefónica, pues la transacción se realizó con efectivo, pero la venta de la filial británica permitirá reducir drásticamente la deuda y financiar con mayor comodidad las compras que ha realizado en otros mercados, especialmente en Alemania y Brasil.

Hasta el momento no se ha dado a conocer el monto de la operación, pero se afirma que rondaría los 13, 000 millones de euros, lo cual permitiría disminuir la deuda actual de aproximadamente 41,200 millones a una cantidad inferior, que permitiría incrementar el valor de las acciones de la compañía, pues los analistas verían un futuro un tanto más prometedor.

O2

En 2014, Telefónica llegó a un acuerdo para vender su filial O2 a BT, pero finalmente la firma optó por adquirir EE, filial al 50% de Deutsche Telekom y Orange en el mercado británico. Sin embargo, habría otra propuesta que provenía de Hutchison Whampoa, quien habría incrementado su oferta para adquirir la filial británica de la española.

Fuente: The Financial Times