Texas Instruments: Es hora de abandonar los procesadores móviles

¡Stop! Eso es lo único que los accionistas de Texas Instruments tienen que decir con respecto a ciertos factores que han hecho que el negocio de los procesadores móviles sea todo un fracaso. Parte de esta “derrota” la asocian con la irrupción de nuevos actores así como el bajo interés por parte de los fabricantes hacía sus dispositivos.

Algunos de estos molestos (y no es para menos) accionistas han revisado esa posibilidad de abandonar el mundo de los procesadores móviles y están dispuestos a exigirlo a la compañía con la finalidad de enfocarse a la fabricación de otro tipo de chips en áreas en las que la competencia no sea un problema.

Esta “huida desesperada” que buscan los accionistas pretende evidentemente salvar sus recursos ya que estamos hablando de número bastante fuertes e inversiones que no pueden permitir una perdida más grande a la que ya han soportado. Actores que cuentan con cientos de millones de dólares puestos en esta empresa que a la vista de muchos parece estar frenada en cuanto a crecimiento y su futuro no luce nada bien, por lo cual las decisiones tomadas por los accionistas afectarán severamente el precio de cada acción.

¡Puf! los hechos se han puesto al descubierto y la mayoría de los fabricantes más importantes que portaban en su interior procesadores OMAP ha comenzado a descender, reduciendo de principio sus pedidos a Texas Instruments. Algunos de los casos más sonados son los de Nokia y RIM. Estos últimos basando la producción de sus productos actualizables a su siguiente versión de sistema operativo, BB 10, en plataformas de Texas Instruments.

En fin, aun y si esta decisión de abandonar el mercado móvil, no faltarían algunos compradores como LG y Huawei, quienes suenan dentro de la empresa originaria de Dallas.

Vía Wayerless

  • content