Google empieza la reorganización de Motorola

Se tardaron, es evidente y era en parte incierto el futuro de Motorola Mobility desde que se anunció su compra. Todo parecía indicar que con la adquisición de sus patentes, éste sería  un acuerdo que beneficiaría a Motorola, porque aparentaba ser la “marca oficial” de sus productos. Sin embargo, con el paso del tiempo, se vio que Google no modificó su estrategia  y no ocurrió lo que se temía, que era darle  trato preferencial para lanzar equipos propios con dicha marca, lo que hacía parecer que la compra fue más bien por estrategia para defenderse ante la invasión de patentes más que por necesidad de lanzar equipos propios, hechos por ellos mismos, donde se ha confirmado que Google prefiere seguir la luna de miel con todos sus proveedores externos de dispositivos con Android.

Sin embargo, no sabíamos muy bien qué iba a pasar con la reorganización empresarial de Motorola hasta que empezó a circular que iban a despedir a parte del personal y realizar algunas otras acciones que lejos de engrandecer a esta división, la pondrán en desventaja ( a mi parecer), frente a otras. Motorola ha hecho cambios internos en su organización administrativa, pero no todos han sido tan visibles o dados a conocer de forma formal, y al parecer, ahora van haber cambios más palpables en su nueva organización laboral.

Empezaremos con que prácticamente es un hecho que van haber despidos en todos los niveles después de haberse ya cerrado la compra por parte de Google  en el 20% de su planta laboral, lo que equivale a 4000 empleados. Como sea, este movimiento lo que pretende es volver a los niveles de rentabilidad  después de tener pérdidas en 14 de sus 16 trimestres, aunque es implique tener al menos cuatro mil personas  despedidas en sus oficinas mundiales,  de los cuales  mil serán de Estados Unidos.

Otro cambio que viene relacionado con los despidos, es cerrar 30 de sus instalaciones para concentrarse principalmente en las ubicadas en Sunnyvale, Calif., Chicago y Beijing. La idea es poder dedicarse más al área de los smartphones y menos a los celulares.  Es decir, dejar de lado las partes que no están siendo rentables y que de hecho, va a reducir el catálogo de productos que lanzaba Motorola de forma seguida ( tal vez quieran aplicar eso de “menos es más” con mejores productos en vez de lanzar muchos modelos con pocas diferencias).

El ex presidente ejecutivo  de Motorola, Sanjay Jha se fue cuando se cerró el trato con Google y con él se fueron también Christy Wyatt, Bill Ogle, Bucher Juan y Juergen Stark, entre otros. Los nuevos líderes de Motorola son Dennis Woodside, Regina Dugan y al parecer Mark Randall (Nokia/Amazon), y Vanessa Wittman (Marsh & McLennan).

Sólo esperemos que con todo estos cambios, Motorola no corra la misma suerte que ha tuvo Palm.

Vía: WSJ, 247walllist y AllthingsD.