Android Lollipop no usará la encriptación predeterminada por problemas de desempeño

Google había sido criticado en años pasados por la ligereza respecto a la seguridad en Android, lo cual ha ido llevando a la compañía de Mountain View a ir implementando medidas para aumentar la seguridad en su sistema operativo móvil, con la inclusión de SE Linux y recientemente con la llegada de Lollipop, a la encriptación completa de disco por defautl. Google comentaban la presentación de Android 5.0, que esta medida se encontraría activada de forma predeterminada. Con la llegada de Lollipop descubrimos que esta opción puede ser desactivada por el usuario dentro del menú de configuraciones, pero contrario a lo que anunció Google, al final esta opción no estará activa por default en los equipos de otros fabricantes.

android-5-lollipop-review-a-theverge-8_1320.0.0

La encriptación de disco causa estragos en algunos equipos de gama baja

Según la misma Google, el motivo de esta decisión tiene que ver con problemas de fluidez en algunos equipos.  “Debido a problemas de desempeño en algunos equipos Android de terceros, no estamos obligando a activar la encriptación de manera predeterminada en cada equipo con Lollipop.” dijo Google en un comunicado oficial. Sin embargo dicen se mantienen comprometidos con mantener la opción de encriptación de disco para ayudar a mantener la información de los usuarios segura en la red.

Este cambio queda claro es debido a la gran diversidad de equipos que corren el sistema operativo del robot verde. Mientras que los equipos propios de Google, la línea Nexus, mantiene esta configuración activa de manera predeterminada, varios usuarios han logrado notar disminución en la fluidez y desempeño de sus equipos comparándolos contra los que han decidido deshabilitarla. Sin duda esta opción influye en una carga de trabajo extra para el hardware del equipo y los teléfonos de gamas media y baja que incluyen componentes menos punteros puede que lleguen a notar de manera más drástica la disminución de desempeño.

En el caso de los equipos con iOS, que cuentan con encriptación a nivel de hardware, los estragos a la rapidez del sistema son mucho menores, pero insistimos en que las circunstancias con muy diferentes para Android, en donde el mismo software corre en una variedad mucho más grande de equipos. Al final del día siempre es de agradecer que el usuario pueda decidir si proteger o no sus datos en mayor o menor medida, y desde que la mayoría de los datos que se utilizan en los smartphones, de cualquier plataforma, se encuentra siendo transmitida y almacenada en la nube, en los servidores de las compañías, es más probable que cualquier ataque sea dirigido a las compañías mismas que a algunos usuarios en específico.