¿Llegarán los teléfonos móviles a desplazar a los PC?

 

 

'En los mercados emergentes hay más de mil millones de personas que nunca accederán a Internet con un PC'
–Shantanu Narayen, consejero delegado de Adobe, en el escenario de la CTIA (septiembre 2008)

'La mayoría de los nuevos usuarios de Internet estarán en países en vías de desarrollo y utilizarán teléfonos móviles'
The Economist (septiembre 2008)

'Los teléfonos móviles son el futuro de la informática y resultan ideales para acceder a los servicios web… (El teléfono móvil será:)
– El dispositivo que más probablemente asuma el dominio informático e informativo del PC
– El dispositivo más funcional y accesible para realizar búsquedas en la web
– La pasarela natural hacia las aplicaciones y los servicios de la plataforma Web 2.0
E-Week (octubre 2008)

 

Estas fuentes me merecen un gran respeto, pero en su entusiasmo por la tecnología móvil, creo que han cometido dos errores graves:

– Dar por supuesto que Internet es algo tangible, y
– Olvidar la Ley de Moore

Internet no es una cosa

Es una colección de estándares para transportar, almacenar y presentar datos. La gente lleva a cabo una variedad increíble de tareas que aprovechan Internet, algunas de las cuales son muy adecuadas para los teléfonos móviles y otras no. Crear documentos y gráficos que deseamos compartir en línea, navegar por contenido y escribir comentarios en línea son labores que resultan entre bastante y mucho más fáciles de hacer con un PC provisto de teclado, ratón y una pantalla más grande. También se benefician de disponer de gran cantidad de almacenamiento local, algo que no se tiene en un teléfono móvil.

La idea de que las personas del mundo en vías de desarrollo no quieran o no necesiten las ventajas que les ofrecerían una pantalla mayor y un teclado resulta condescendiente. Da por supuesto que se van a conformar con ser para siempre ciudadanos de segunda respecto a muchos servicios de Internet.

Naturalmente, mientras no puedan permitirse un PC, harán lo que puedan con el teléfono móvil. Pero eso nos lleva a la segunda suposición: ¿quién ha dicho que nunca van a poder permitirse un PC?

La Ley de Moore sigue vigente

Como ya he escrito antes, en Silicon Valley hay quien se preocupa por si estamos alcanzando los límites físicos del crecimiento del rendimiento informático. Aunque eso puede ser, o no, un problema en la gama alta del mercado, en la gama baja no existe tal barrera.

Mis amigos en el campo de la fabricación de cosas me aseguran que el coste de producción de un PC ultramóvil (UMPC) o netbook (lo que antes llamábamos mini-portátil) ronda actualmente los 200 dólares (unos 150 €). El precio de venta al público de los modelos básicos está entre los 282 y los 299 dólares (de 210 a 225 €), habiendo caído alrededor del 17% durante los cuatro últimos meses (véanse esto y esto). Muchos de los componentes principales de los UMPC, como la pantalla y las unidades ópticas, también se utilizan en los reproductores de DVD, por lo que se fabrican en grandes cantidades, y eso impulsa una rápida erosión de su precio.

Los UMPC no son perfectos: los teclados son muy pequeños, y el tamaño del texto en la pantalla es tan pequeño que pueden ser incómodos de leer. Pero son muchísimo mejores que un teléfono avanzado para muchas operaciones informáticas y de Internet.

No digo que los PC vayan a convertirse de la noche a la mañana en accesibles para la gente pobre de todo el mundo. Pero si dejamos que la Ley de Moore siga actuando sobre los UMPC, creo que pronto una familia obrera tendrá a su alcance un PC en la mayor parte del mundo en vías de desarrollo.

El resultado más probable es que la mayoría de la gente que ahora puede permitirse un teléfono móvil con contrato también podrá permitirse un PC pequeño si lo desea. Yo creo que lo que harán es utilizar los dos dispositivos tal como lo hacemos usted y yo: el teléfono será mejor para algunas cosas, y el PC lo será para otras. La idea de usar uno de ellos para sustituir al otro les parecerá una tontería, como nos lo parecería usar el secador de pelo para calentar la cena.

Naturalmente, en algún momento de un futuro lejano, tendremos teléfonos avanzados con pantalla flexible y teclado desplegable, capaces de cumplir todas las funciones de un PC. En ese momento, la distinción entre nuestro PC y nuestro teléfono se difuminará, y entonces sí podremos decir que el teléfono ha desplazado al PC (aunque también podremos decir que el PC ha ocupado el teléfono). Pero tras comprobar lo lentos que han sido los cambios en los móviles durante los 10 últimos años, creo que aún nos queda mucho hasta que el teléfono y el PC se fusionen. Además, integrar más funciones suele elevar los precios, por lo que la fusión entre el teléfono y el PC tendrá lugar primero en la gama alta del mercado. Los PC irán tirados de precio mucho antes de llegar a fusionarse físicamente con los teléfonos.

©2009 Michael Mace

Reproducido de Mobile Opportunity con autorización del autor.

Extraido de CanalPDA

  • los moviles han desplazado los pc