La manera en cómo escribimos nuestras contraseñas podría ser la clave para mayor seguridad

Todos, en algún momento de nuestras vida nos hemos visto en la necesidad de crear una contraseña. Por lo general siempre colocamos lo primero que se nos viene a la cabeza, lo cual la mayoría de las veces no resulta precisamente seguro, pero sirve para salir del paso, que es lo que la mayoría pretende. Una de las soluciones a este inconveniente fue presentada por Google con la identificación de dos pasos, método que hace más difícil la suplantación de identidad.  Si bien este método ha resultado efectivo, en BehavioSec pretenden ir un paso más allá ya que tomarán en cuenta la manera en cómo introducimos la contraseña en diversos formularios.

BehavioSec quiere dar un paso más adelante en materia de seguridad

BehavioSec quiere dar un paso más adelante en materia de seguridad

¿Cómo pretender hacer esto? Es muy sencillo de explicar, ya que básicamente lo que hacen es identificar los patrones (tales como velocidad, con la que teclea, el tiempo de transición entre teclas, pausas entre palabras) que el usuario autorizado sigue al momento de introducir su contraseña. De manera que si alguien llegase a obtener con nuestra clave, dado que no todos tecleamos igual, seguramente no podrá acceder.

[vimeo]http://vimeo.com/28943364[/vimeo]

Este método, ademas de simplificar el proceso de creado de una contraseña, refuerza la seguridad en gran medida, ya que se ha conseguido un 99.7% de precisión de identificación de usuarios, según las pruebas realizadas por BehavioSec. En la actualidad, este nuevo método está siendo probado por varios bancos nórdicos y en caso de que todo resulte tan bien como hasta ahora, se pretende su expansión hacia países como Suecia, Dinamarca y Noruega.

vía Forbes