HiSense adquiere la planta de Sharp en México por $23.7 mdd

HiSense obtiene el derecho de usar la marca Sharp, Aquos y Quattron

Sharp se despide de territorio americano

Sharp se despide de territorio americano

En agosto de 2015 se anunció la venta de la filial americana de Sharp a HiSense, con lo cual la empresa china obtuvo los derechos de la marca Sharp y varias otras propiedades de esta compañía en territorio americano. Sin embargo, lo relevante de esta transacción es que incluye la planta de Sharp en Rosarito, Baja California en México.

HiSense confirmó en el CES 2016 que se concretó formalmente la compra de Sharp America, por lo cual ha tomado posesión de la planta de Sharp en México, donde se fabrican muchos de los televisores que Sharp comercializaba en Estados Unidos y algunos países de Latinoamérica, como México, con la excepción de Brasil.

La transacción está valuada en 23.7 millones de dólares (mdd), un costo que le permitirá a HiSense incrementar sus ingresos en una cantidad estimada de $2,000 millones de dólares durante los próximos años ahora que estarán encargados de la producción y distribución de pantallas Sharp en America.

Planta de Sharp en Rosarito, México

Planta de Sharp en Rosarito, México

Por último, David Gold, CEO de HiSense México confirmó que el capital humano es uno de los principales valores de la compañía, por lo cual mantendrán toda la plantilla de trabajadores actuales en la fábrica de Rosarito, e inclusive en los próximos 3 años se incrementará el número de trabajadores gracias a un pronosticado aumento en la producción.

Comunicado de prensa

  • hisense de rosarito