Samsung también lanzará un teléfono con cámara de 48MP

El 2019 podría ser el año de las cámaras con sensores de 48MP.

Samsung ha revelado dos nuevos sensores de cámara -uno de 48MP y otro de 32MP– que espera usar en próximos smartphones. La surcoreana anticipa que comenzará a producirlo en el último trimestre del año, lo que quiere decir que podrían usarse en el Galaxy S10.

Con estos anuncios no debe sorprendernos que más dispositivos de otros fabricantes cuenten con un sensor de 48MP en el próximo año. Como sabemos, Samsung ha aumentado la capacidad de producción de sus sensores de cámara y se sabe que los vende a otros fabricantes, incluyendo Xiaomi. Adicionalmente, Sony – otro de los grandes proveedores en cuanto a sensores de cámara para smartphones se refiere – también ha anunciado que trabaja en un dispositivo de 48MP.

Cuando estos sensores comiencen a aparecer durante el próximo año, las cámaras que usan estas piezas contarán con un conteo de megaixeles más grande que cualquier Android haya tenido hasta ahora, incluyendo al Huawei P20 Pro con su cámara de 40MP.

Con un tamaño de Pixel más pequeño se permite a los fabricantes ajustar más pixeles en un sensor que tiene tamaño similar a los existentes. El de Sony mide 8mm, por lo que a su vez, los fabricantes pueden agregar cámaras de mayor resolución a sus teléfonos sin aumentar el tamaño del módulo de la cámara.

Las ventajas son varias. Por ejemplo, los fabricantes no tendrán que hacer espacio para el sensor removiendo otras tecnologías, como la entrada para audífonos. Un módulo de cámara más pequeño también le facilita a los fabricantes incluir diferentes configuraciones de cámara y resoluciones más alta de sensores.

Sin embargo también hay una dificultar, y es que hacer sensores con un tamaño de pixel más pequeño, es que cada pixel individual no podria capturar tanta luz, por lo que es importante pensar en una tecnología de aislamiento que detiene el sangrado de luz entre pixeles.

Por eso es que Samsung cuenta con la tecnología Isocell Plus, que reemplaza las barreras de metal que rodean a los pixeles en sus sensores más viejos con un nuevo material desarrollado por Fujifilm. Se dice que este material reduce la reflexión de la luz y la pérdida óptica para entregar una “alta fidelidad de color” y un “15% de incremento en sensibilidad de luz”.

Así que, si todo sale bien, este año que viene podríamos ver cómo la capacidad de las cámaras se multiplica para entregarnos dispositivos más poderosos.

 

Con información de Android Authority.