Terremoto en Haití, Internet responde a la catástrofe

Haití es un país destrozado. Parece una broma cruel el terremoto de 7 grados Richter que azotó la isla. 15 segundos de terror para el país más pobre de toda América, cuyo PIB en 2008 fue de únicamente 11,500 millones de dólares. Aún sin cifras oficiales, el presidente haitiano René Préval estima que hay más de cien mil muertos. La infraestructura hospitalaria se ha visto sobrepasada por la demanda, cientos de edificios han colapsado, y Puerto Príncipe – la capital – muestra un escenario dantesco.

Leía hoy por la mañana un tweet que decía: “Michael Jackson Dies and everyone tweets about it. 100,000 Haitians Die In Quake and Crickets Chirp”. Todo el contrario. En este oscuro momento en que el pueblo haitiano ha necesitado el apoyo del mundo, esfuerzos desde todo el orbe han llegado gracias al Internet. Nuevamente Twitter ha dado la avanzada, demostrando las virtudes de la red social para mostrarnos en el instante preciso lo que ocurre en los rincones más recónditos. Pero el apoyo no se reduce a meras muestras de solidaridad a través de avatares pintados o a retweets sin ton ni son. En el alud de información, aparecen iniciativas para realizar donativos, dar la ubicación de centros de acopio, o publicitar las cuentas bancarias para aportar dinero.

 

Celebridades de Estados Unidos han aprovechado el arrastre que tienen en Twitter para pedir donaciones. El cantante Wyclef Jean, originario de ese país, utilizó su cuenta para solicitar fondos a través de la organización Yele Haití. Por su parte, la actriz Olivia Wilde ha dicho que enviará un video de agradecimiento personalizado a cada persona que envíe un recibo de donación por $200 dólares.

Así mismo, en Facebook han aparecido grupos de ayuda humanitaria como Haiti needs us, and we need Haiti, o Earthquake Haiti, los cuales hay ayudado a difundir y canalizar información para enviar dinero u otros recursos a dicho país. En estos grupos, la gente también comparte fotografías de amigos o familiares desaparecidos, con la esperanza de hallarles con vida. También se puede encontrar información útil para ayudar mediante la etiqueta #Haiti o seguir el monitoreo a través de una lista de personas en la isla elaborada por Los Angeles Times.

No olvidemos también el papel fundamental de servicios como Twitpic, Youtube o Flickr (por ennumerar algunos) como testimonio visual y audiovisual de la tragedia. Éste es apenas un atisbo a las numerosas manifestaciones de apoyo y difusión que se realizan a través de la red. Son situaciones extremas como éstas en las que la sociedad civil se apoya en Internet para encontrar formas de organización eficaces, una forma de demostrar que este mundo, como la aldea global, está unido.

Extraido de Alt1040