La muerte del DRM, ¿ahora sí?

 En mi opinión personal la última keynote de Apple hecha por Phil Schiller fue bastante aburrida, con pocos anuncios y poco interesante. De lo rescatable fue el anuncio que iTunes dejará atrás el modelo del precio fijo por canción y que, por fin, logran un acuerdo con las discográficas para matar el DRM de 9 millones (de 10) de las canciones disponibles por medio de la tienda.

Esto sucede casi dos años después de que Steve Jobs escribiera un artículo llamado Thoughts on Music donde le pedía a la industria que, de una vez por todas, dejaran atrás protecciones digitales, explicando que es la mejor opción, que el cliente agradece la libertad de comprar música desde cualquier tienda y usarlo en cualquier reproductor digital de música, que el DRM no ayuda en nada si el 90% de la música (en esa época) ya se vende sin ninguna protección (es decir, los CDs).

Desde esas épocas estuvimos hablando de la muerte del DRM, que realmente nunca llegó. Apenas una de las cuatro disqueras aceptaron vender música sin controles (le llamaron iTunes Plus) y solo nació otra gran tienda que vende música sin protección, la de Amazon, pero no se convirtió en una tendencia.

Ahora Apple anuncia que venderá practicamente todo su catálogo sin DRM y que para 2010 tendremos 10 millones de canciones disponibles sin controles apestosos en incómodos. Bien, ¡gracias Apple! pero veo dos problemas potenciales:

  • ¿Creará tendencia? — ¿será posible que desde ahora, tiendas de música más pequeñas y fuera de Estados Unidos (las discográficas en países latinoamericanos, por ejemplo, son mucho menos liberales) negocíen la venta de música sin DRM?
  • ¿Qué pasa con todas esas canciones con DRM que ya compramos? resulta que es posible “actualizar” a la versión sin controles pero cuesta 30 centavos de dólar cada una. Mal, muy mal.

Tal parece que, al menos en Estados Unidos, 2009 será el año del cambio definitivo en los modelos de distribución de las discográficas, ya veremos si realmente sucede.

 

Extraido de Alt1040