Cuatro preguntas sobre la alianza Microsoft-Nokia

La alianza entre Microsoft y Nokia ha resultado ser mucho más interesante de lo que se podía esperar por los rumores previos. En lugar de un mero acuerdo para incluir Office en los móviles, el comunicado de presa asegura que también van a desarrollar conjuntamente "una gama de nuevas experiencias de usuario" para los teléfonos Nokia, dirigidas a las empresas. Entre ellas se cuentan el citado Office para móviles, la mensajería instantánea y las conferencias empresariales, el acceso a los portales creados con SharePoint y la gestión de dispositivos.

De todo ello, lo que me parece más prometedor son las ideas sobre mensajería instantánea y conferencias. Como indicaba en mi post anterior, Office no es precisamente un gran impulsor de las ventas de teléfonos móviles. Y creo que Microsoft hubiera acabado teniendo que ofrecer de todos modos la compatibilidad con Nokia en sus portales móviles y en sus productos de gestión de dispositivos.

Los motivos de la alianza son comprensibles. Nokia nunca ha conseguido triunfar con los terminales profesionales de su serie E, y Microsoft no ha sido capaz de echar a RIM de las corporaciones. Por lo tanto, es posible que juntándose avancen. Pero anunciar una gran alianza corporativa es muy fácil, mientras que hacer que funcione de verdad es muy difícil, especialmente cuando los aliados son tan grandes y tan egocéntricos como Microsoft and Nokia. Esta alianza prosperará o no dependiendo de su puesta en práctica, y hay muchos detalles que todavía no conocemos.

Hay cuatro preguntas que me encantaría ver respondidas.
<–!pagebreak–>
¿Cuáles son específicamente esas "nuevas experiencias de usuario"?

Si a Nokia y a Microsoft se les ocurre alguna funcionalidad realmente útil que RIM no pueda copiar, puede que sean capaces de ganar cuota de mercado. Pero me preocupa el énfasis que el comunicado de prensa pone en la movilidad empresarial. Los usuarios acérrimos de RIM son los profesionales sedientos de comunicación. Si pretendes erosionar la base de RIM, tienes que atraer a esos usuarios que se comunican tanto, y no estoy seguro de que ninguna de las dos empresas tenga las ideas apropiadas para ello. Como Microsoft ya tiene comprobado, complacer a los responsables de TI no hace que te compren un montón de teléfonos móviles.

¿Cumplirá realmente Microsoft lo que promete?

Microsoft lleva diez años asegurando estar dispuesta a desvincular su Office móvil del sistema operativo, pero hasta ahora no ha tenido valor para hacerlo. Lo que ha anunciado ahora suena bastante definitivo, pero la prueba del algodón será si destinan sus mejores ingenieros a los productos Nokia. Si Microsoft asigna personal mediocre a la alianza o trata de hacer sus productos para Nokia inferiores a las versiones para Windows Mobile, la alianza se quedará en nada.

¿Cómo afecta a las relaciones de Microsoft con otros fabricantes de móviles?

Imagine durante un momento que es usted el consejero delegado de Samsung. Bueno, más bien imagínelo durante un buen rato. No tiene ninguna exclusiva con Microsoft, pero ha fabricado muchos teléfonos con Windows Mobile. De repente, Microsoft hace un trato con una empresa que usted considera el Anticristo. ¿Cómo se sentiría?

Puedo asegurarles que Samsung no es precisamente la empresa que inspira más confianza ni la más cuidadosa al hacer negocios. Por eso, yo creo que haría dos llamadas. La primera, a Steve Ballmer, para preguntarle con sorna si voy a poder disponer del mismo software que Nokia, en las mismas condiciones y al mismo tiempo. Si no me gustase la respuesta a esa pregunta, mi siguiente llamada sería a Google, para negociar una ampliación de mi gama de teléfonos con Android.

Tal vez la realidad es que Microsoft ya ha decidido abandonar Windows Mobile y le da igual lo que haga Samsung. Pero eso ya sería de por sí una noticia interesante.

Me encantaría saber cómo se desarrollaron esas llamadas.

¿Qué va a hacer RIM al respecto?

RIM ha venido dedicando grandes esfuerzos a funciones que compiten con las de Apple, como son las de multimedia y la tienda de software. ¿Tiene suficiente ancho de banda para enfrentarse también a Nokia-Microsoft? ¿Qué le ocurre a su negocio principal si Microsoft y Nokia aparecen con algunas funciones atractivas que RIM no tiene? ¿Existe algún aliado que pueda servir para contrarrestar a Microsoft y Nokia? Si yo estuviera en RIM, comenzaría a pensar en alianzas con empresas como Orale y SAP. Y a preguntarme si Google estaría interesada en colaborar conmigo en el ámbito empresarial.

© 2009 Michael Mace. Reproducido de Mobile Opportunity con permiso del autor.

Extraido de CanalPDA

  • BJMaguey

    Todo bién…pero yo no veo a google posicionado en el mercado empresarial.