Neutralidad de la Red en USA se diferencia entre Móvil y Web.. o al menos así lo quieren.

Y llegó el día, tras cinco años de debate, en que Estados Unidos ponía o no la primera piedra para dilapidar la libertad en Internet, entre apostar o no por la neutralidad en la red. Tal y como avanzó el New York Times, el veredicto parece claro porque los votos ya se saben hacia donde irán a parar (hay tres demócratas por dos republicanos). El voto de dos comisionados demócratas respaldará la proposición del presidente de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones), Juliu Genachowski. ¿Entonces? pues podemos decir que queda totalmente inconclusa y sin definir. Para que os hagáis una idea, se trata de generar dos clases de reglas o términos generales en el

acceso a Internet. Uno para los proveedores de telefonía fija (sí a la neutralidad) y otro para la conexión inalámbrica y móvil (no a la neutralidad).

¿Por qué digo inconclusas? Porque si bien en un principio la neutralidad en la red se ve reforzada en un caso, impidiendo a los proveedores de líneas fijas de banda ancha bloquear el acceso a sitios y aplicaciones, las normas no cambian para las compañías que trabajan con redes inalámbricas, quienes tendrán mayor libertad para poner límites en el acceso a según qué servicios y aplicaciones, pudiendo bloquearlos.

Así es. En este tipo de resoluciones lo peor que puede pasar es que no se decidan, sino todo lo contrario. Intentando satisfacer a ambas partes, la aprobación de Genachowski en Estados Unidos corre el serio peligro de enquistarse con una difícil solución final. El próximo paso sería los tribunales. Genachowski hablaba ayer de la neutralidad en la red y daba su opinión al respecto, algo contradictoria con el futuro inmediato:

La neutralidad en la red son normas aplicables para proteger los valores básicos en la red. Son una promesa de futuro a las empresas que aún no existen, a los empresarios que no han comenzado aún a trabajar desde un dormitorio o un garaje. No existen normas actuales que protejan los valores básicos de Internet

Muy bonitas palabras, pero en nada resuelven el problema que se trata y cuya resolución es aún más vacía. Llena de lagunas, en lugar de proporcionar protección, es poco clara y cambiante según los casos y donde el usuario no se ve protegido. La nuevas reglas indican claramente un desagravio en las redes inalámbricas, cuyos proveedores podrán bloquear una aplicación o un servicio (si es competencia directa no se permitiría).

Es decir, que si Verizon Wireless saca un programa de cartografía propio, podría bloquear el acceso desde sus redes a Google Maps. Y además, te podría cobrar por su “nuevo” servicio. Así de sencillo y vergonzoso. Se permitirá la discriminación en redes inalámbrica. ¿Por qué? Bueno, la FCC se apoya en el discurso de que esta forma de actuar sería transparente, es decir (y sé que exagero un poco), que te mato de cara y no por la espalda.

También permitiría a los proveedores de servicios móviles una “carga extra” económica a las empresas que aglutinan contenidos en la red y así hacer llegar una entrega más eficiente (adivinemos a cuenta de quién la cargaran a la vez estas empresas). Además, la nueva normativa también abre la puerta para que los proveedores cobren más a los clientes por utilizar los servicios de alto ancho de banda, como pueden ser la descarga o el streaming de videos en YouTube o el servicio que ofrece Netflix de alquiler de películas.

Un sabor agridulce. Ya que si bien los republicanos no obtendrán finalmente el resultado que esperaban (dándole todo el poder a los proveedores), no es una regulación real, total y protectora con los valores fundamentales e igualitarios de Internet. Con lo conseguido hoy, la red encontrará casi lo mismo que hasta ahora, habrá que seguir luchando por una Internet igual para todos, ya que a partir de esta nueva Ley, habrá demasiados malentendidos e interpretaciones.

Extraido de Bitelia

  • neutralidad de red en usa