Ropa inteligente: Tecnología en nuestros armarios

¿A quién no le gustaría tener unos tenis o una chamarra como la de Volver al futuro?

Tenis Nike Volver al futuro

  Este año una de las tendencias principales fue recordar la película de Back to the future <<Volver al futuro>> ya que el año 2015 es al que se transporta Marty McFly mediante el famoso Delorean que funge como máquina del tiempo… si recuerdan la película nada de lo que vimos en pantalla se parece a lo que vivimos actualmente, fue por eso que las comparaciones salieron a relucir de inmediato.

  Tal vez parezca absurdo, pero esta película es considerada de culto dentro de la ciencia ficción y aclamada por muchas personas por lo que no se le podía restar importancia. ¿Recuerdan todas las cosas futuristas que aparecieron durante toda la película <<la segunda entrega>>? Aeropatinetas, hologramas en 3D, comida instantánea sorprendente y la ropa inteligente.

  Esta última me quedó marcada gracias a esos famosos tenis Nike Mag que se “ataban” automáticamente <<cabe resaltar que Nike no desaprovechó la oportunidad y anunció que estaba trabajando en dichos tenis que saldrían a la venta en 2016>> junto con la chaqueta que le dan y que se autoajusta al tamaño de quien la porte ¡Increíble!

  ¿Qué es la ropa inteligente?

Chamarra inteligente con controles de volumen

  Podríamos decir que a simple vista parecen prendas comunes y sencillas, pero que tiene integradas entre sus tejidos diferentes funciones que resultan útiles para nuestro día a día. Por poner un ejemplo: una playera deportiva que se conecte mediante bluetooth a otro dispositivo para llevar un conteo exacto del ritmo cardiaco o de las calorías que se queman después de cierto tiempo.

  Los alcances podrían ser ilimitados si pensamos en cómo la tecnología ha ido penetrando en nuestras actividades diarias y en muchas acciones simples. Imagina que con la ayuda de un suéter equipado con el dispositivo adecuado que accione y desaccione la alarma de tu automóvil junto con los seguros, evitando sacar las llaves del pantalón y ocupándolas únicamente para encenderlo.

  También se habla de la posibilidad de que mediante ciertos sensores sea posible que las prendas detecten bacterias o microorganismos que fuesen perjudiciales en el aire, función que se aplicaría de mejor manera en sectores mucho más especializados y en los que se manejan sustancias peligrosas como los hospitales o laboratorios.

  Aunque existen acciones que parecen muy útiles, existen otras más que son relativamente sencillas y que este tipo de tecnología también llevaría a cabo. Cerrar una puerta, ajustar los zapatos <<como en la película, sí>>, apagar las luces, es decir, todos estos avances científicos nos siguen convirtiendo en un ente que quiere permanecer cada vez más inerte realizando acciones a distancia sin ningún esfuerzo.

  Usos actuales y cúando las tendremos en nuestros armarios

Bra deportivo inteligente

  Es verdad que no muchos han escuchado hablar sobre este tema, para muchos <<inclusive para mí>> es nuevo, pero esto no quiere decir que aún no se encuentre en uso, de hecho ya se han fabricado algunas prendas que entran en toda esta rama de ropa inteligente. El lugar en el que se encuentran presentes estas prendas es en el ámbito deportivo para monitorizar el ejercicio y la dieta para así ir adecuando nuestros hábitos.

  Diferentes empresas han comenzado a trabajar en estas prendas, los proyectos son muy diversos y del mismo modo que los son sus fines. Por ejemplo, Alexander Kostin, semifinalista del Elecrolux Design Lab Competition creó una pulsera que sirve como purificador de aire. Mediante un filtro de carbono logra que el aire contaminado se filtre y se respire aire purificado.

  La compañía Inditex, icono de la industria textil, logró implementar en sus tiendas probadores inteligentes. Funcionan de la siguiente manera: los clientes que tienen hecha ya una selección de prendas para probarse y posiblemente comprar, entregan la ropa a los encargados y ellos llevan a cabo el escaneo de cada prenda. Después de esto el cliente pasa al probador y en una pantalla se muestran los productos seleccionados, desde esta pantalla los usuarios pueden elegir otro color de esa misma ropa y también solicitar un artículo nuevo, evitando salir del probador.

  Un estudio realizado por Mindshare <<Shitf 2015>> tiene contemplado que para 2016 la penetración de las prendas digitales incremente un 16%. Muchos de nosotros no les vemos un uso útil aún y es que como ya dije, los sectores que pueden gozar de estos productos para sus “necesidades” son muy pocos. Además que los precios <<al momento de su inminente comercialización>> no serían del todo accesibles.

  Muchos ven a esta tecnología como la antesala a la implementación de chips y diferentes dispositivos en la piel o debajo de ella <<tal como lo está desarrollando Marcelo Coelho>> y en realidad no suena tan descabellado, nos encontramos en tiempos difíciles <<sobre todo para la gente más poderosa y acomodada>>, ahora ya es posible poner un pequeño rastreador GPS por debajo de la piel para conocer de manera detallada la ubicación de las personas.

  Plasmado en papel no suena tan mal, pero habrá que conocerlo a fondo, con sus alcances pero también con todas sus desventajas, recordemos que en todo aparato tecnológico existe una contraparte que nos hará pensar dos veces antes de acercarnos a ellos. ¿Qué esperar a corto plazo de estas prendas inteligentes?

  ¿Qué otros beneficios conoces sobre la ropa inteligente?

  • ropa inteligente desventajas

  • ropa con tecnologia

  • volver al futuro ropa

  • tenis nike