¿No que no Swatch? Swatch Touch y lo que viene siendo… pensarlo mejor

Finalmente la realidad se impone y Swatch, la empresa suiza de relojes, accesorios y joyería, recula en su estrategia –un tanto inverosímil- de soslayar las tendencias del mercado y la tecnología aplicada a relojes y accesorios. Anteriormente, Swatch Group que aglutina importantes marcas como Omega, Tissot, Longines, Rado, Breguet, entre otras, a través de sendas declaraciones de su CEO, Nick Hayek, había rechazado entrar de lleno en el segmento de los smartwatches, alegando –un tanto ufano- que dichos dispositivos carecían de la elegancia y sofisticación que distinguía a sus marcas.

Smartwatch Swatch Touch

Smartwatch Swatch Touch

Pues bien, ante el crecimiento del mercado de los smart wearables, sus potencialidades y de cara al mal rato que han estado pasando las acciones de Swatch Group, al parecer los suizos están pensándolo mejor y han anunciado estar trabajando en el desarrollo e incorporación de nuevas funciones inteligentes a algunos de sus productos, principalmente en aquellos que figuran en su línea Swatch Touch.

Siendo honestos, algo más deberían hacerle a esa línea de producto. Particularmente me parece un dispositivo horrendo, sin contar que lo único que hace, es proyectar jeroglíficos más difíciles de entender que la letra de un doctor con prisa del IMSS (Instituto Marciano de Seguridad Social).

Nick Hayek, Swatch Group's CEO

Nick Hayek, Swatch Group’s CEO

La información proporcionada no es mucha, sólo que los cambios y nuevas funciones estarían listas en los nuevos smartwatches para el 2015. Desafortunadamente, han anticipado que las funciones serían “las usuales” (lo que eso signifique) que tienen los dispositivos en el tema fitness.

Primero, da la impresión que lo están haciendo a fuerza y sin ganas; segundo, van muchos pasos atrás de los líderes en el segmento de smart wearables; tercero, lo tienen que hacer mejor. De acuerdo a The Wall Street Journal, en un análisis de Exane BNP Paribas, los smartwatches podrían comerle a Swatch Group, hasta el 10% de las ventas en el segmento de relojes de gama baja, y hasta el 5% en la línea de gama media.

Infográfico de DreamChrono y SmartWatchGroup

Infográfico de DreamChrono y SmartWatchGroup

Habría que recordar –guardando las proporciones y distancias debidas- que a Kodak le pasó algo similar con el leap tecnológico que dio su mercado y core business. Mucho tiempo se resistieron a una romántica idea de lo que es la fotografía y permanecieron estáticos –y en esquizofrénica negación- ante un mundo que se mueve cada vez más rápido. Lo clásico no tiene que estar peleado con la tecnología, pueden integrarse y coexistir. No se debe permanecer inerme ante el dinamismo en el gusto y necesidades de los consumidores.

A quién no le gustaría un Breguet o un Omega Seamaster que integrara despampanantes adelantos tecnológicos que potencien la experiencia de poseer uno de estos artículos de lujo, propios de James Bond, como por ejemplo: un útil cortador láser montado en el bizel del reloj, ¿por qué no?

Fuente: Engadget y The Wall Street Journal