Samsung pantenta unas gafas inteligentes

Una versión del dispositivo fue mostrada en el Mobile World Congress de 2017.

Algunos reportes indicaban que Apple se encontraba trabajando en un proyecto con unas gafas inteligentes basadas en Realidad Aumentada, el cual aparentemente han dejado de lado a pesar de que muchos pensaban que sería su siguiente gran innovación despues del iPhone. Los que parece que quieren intentarlo son Samsung, quienes han solicitado la patente de un par de lentes que se encienden automáticamente cuando los despliegas.

Las gafas cuentan con un proyector, localizado en el área de la sien de los lentes, que despliega imágenes en una pequeña pantalla colocada en el lente. El marco es grueso, ya que aloja el equipo usado en el dispositivo, y el cual se presume podría incluir procesadores ARM.

Hace unos años, Samsung lanzó un video de un proyecto llamado Monitorless, en el que se mostraba un par de lentes inteligentes basados en Realidad Aumentada y que se ven muy parecidos a lo mostrado en las ilustraciones usadas en los documentos de la patente. Estos lentes se conectaban a un auricular de Samsung a través de un WiFi mientras que el teléfono se conectaba a la PC del usuario con la señal celular. Esto le permitiría al usuario ver la pantalla de su escritorio a través de los lentes (y de ahí vendría el nombre). De hecho, los lentes fueron mostrados por Samsung en el Mobile World Congress de 2017. Usando vidrio electrocrómico, los auriculares se pueden cambiar entre Realidad aumentada y Realidad virtual. Además, este tipo de cristal puede cambiar su opacidad aplicando voltaje en el.

En este momento los lentes de realidad aumentada más famosos son Google Glass, pero su uso está limitado a empresas. El producto tuvo algunos problemas al lanzarse al consumidor, en parte porque no cumplia con varias características mostradas en un video que Google publicó durante abril de 2012, en el lanzamiento del equipo. Además, las gafas eran vendidas en $1,500 dólares, que era demasiado para el consumidor promedio, además surgieron muchos problemas relacionados con la capacidad que Glass tiene para tomar fotos y video, por lo que incluso se prohibió su entrada en cines.

¿Será que Samsung pueda revivir un producto que se ha imaginado desde hace mucho?