¿Qué pasó con el joven que vendió su riñón para tener un iPhone 4?

Ha pagado un alto precio

Muy equivocadamente, existe la falsa sensación, de que tener algún modelo y marca particular de teléfono, es un símbolo de status. Entre los jóvenes, sobre todo en países en vías en desarrollo un iPhone es considerado lo máximo y sin importar los riesgos, hacen lo que puedan para conseguirlo, como el joven que vendió su riñón hace 7 años  y que seguramente ahora lo estará lamentando.

En 2011, un joven de 17 años vendió al mercado negro uno de sus riñones para poder adquirir el iPhone 4. Al final no lo pudo comprar Xiao Wang, ya que se operó en un lugar insalubre, no sanitario, de donde le surgieron diversas complicaciones que al final los $3,200 USD no le bastaron para cubrir los gastos que le han surgido por la enfermedad renal adquirida.

En ese momento, como estudiante, tener un iPhone 4 era el máximo símbolo de estatus y sin consultar a sus padres, se operó. Ante la promesa de que podría continuar con su vida regular, después de una semana, se infectó y el riñón que le quedó se vio afectado. Es en ese momento en que sus padres descubrieron lo que hizo.

El dinero recibido no sirvió para cubrir los gastos diarios que implica hacer diálisis. Con 24 años, su vida se ha visto afectada para siempre y su tiempo de vida acortado. Aunque este es un caso extremo, es mejor trabajar duro para conseguir las cosas de buena forma (incluyendo no comprar productos robados), que perder el bien más preciado e irrecuperable, que es la salud. Ningún producto lo vale ni te va matar no tenerlo, De todas formas en unos meses deja de ser “el equipo”. En el peor de los casos, ante la caída de precios, es mejoroptar por un modelo previo si no se puede adquirir el más reciente, ya que Apple actualiza los más recientes, aunque carezcan de alguna que otra mejora o función.

Con información de iDrop News