Smartphones de Apple exceden el nivel permitido de radiación: Chicago Tribune

Apple niega y pide que se reevalúen los resultados al no concordar con los suyos

Apple es muy celoso de los procedimientos que realiza para asegurarse que sus productos cumplen con los procedimientos de seguridad y calidad. El Chicago Tribute publicó un reporte donde indica que el iPhone no es tan seguro, ya que emite niveles de radiación superiores a los límites permitidos.

Si bien el límite encontrado, en concreto en el iPhone 7 es apenas superior al permitido respecto a otros modelos del smartphone de Apple, fue suficiente para que la marca pida al prestigioso medio reevaluar de nuevo su prueba. Se le respondió a la empresa que dieran los parámetros que usaron para ese efecto, ya que en la segunda vez no salió tampoco en el límite permitido, pero si mejor respecto a la primera vez.

El medio contrató a un laboratorio acreditado para evaluar a varias marcas (Samsung, Motorola entre otros igual fueron evaluados y algunos modelos tampoco aprobaron), siguiendo los lineamientos establecidos por la guía federal y encontró que el iPhone 7 emite el doble de frecuencia permitida en los límites legales. El iPhone X estuvo sobre los límites y el iPhone 8 Plus en el rango permitido. La prueba realizada por segunda vez, a petición de Apple, aumentó unos pasos adicionales, en donde se activaban los sensores para reducir la energía del equipo. Como resultado, el iPhone 8 llegó al límite permitido, pero el iPhone 7 no, por lo que Apple dijo que la prueba fue mal hecha.

En un comunicado, Apple dijo que todos los smartphones, incluyendo el iPhone 7, están certificados por la FCC así como en todos los países en donde se vende. Por su parte la FCC dijo que va a realizar sus pruebas en los próximos meses para finalmente ver el estado real de la radiofrecuencia emitida por equipo.

Apple la mide a una distancia de 5mm. El Chicago Tribute primero lo hizo a 25 mm y luego a 2 mm, de ahí que haya algunos inconsistencias, aunque en el segundo caso, es prácticamente la distancia que la gente usa los equipos de forma regular y también esperando el peor de los resultados, lo que en cierta forma implica que en condiciones de uso cotidiano, la emisión sea inferior a la reportada.

En las conclusiones finales de este polémico estudio, se indicó que se desconoce si los modelos que sobrepasaron los límites tienen el potencial de dañar a las personas.

Apple pide a la gente preocupada por la radiación, usar manos libres y en modelos como el iPhone 4 y 4s, usarlos al menos a 10 mm de distancia del cuerpo para recibir la menor radiación posible y en el iPhone 7 debe estar a 5 mm pero ese dato solo se lo informó a la FCC y no a los usuarios.

Con información de The Chicago Tribune