Causas que pueden hacer explorar a tu smartphone

Una caída o sobrecarga pueden ser suficientes pero no las únicas causas

Las noticias sobre esmartphones que explotan quizás ya no se escuchan con tanta frecuencia, pero es innegable que esta situación sí se puede presentar, aún más cuando el aparato es expuesto a circunstancias en las que corre riesgos.

Ottmar Kappes, Director General de Altair México indica que algunas de estas situaciones pueden ser que el celular sufra una fuerte caída, utilizarlo mientras se está cargando o una sobrecarga, ya que las baterías contienen en su interior litio, un material altamente inflamable, y con un golpe, una caída muy fuerte o con un sobrecalentamiento del equipo las partículas de este elemento podrían provocar un cortocircuito y posteriormente una explosión.

Los teléfonos celulares emiten microondas de radiación electromagnética en altas frecuencias asociadas a la funcionalidad del aparato telefónico mismo, esta radiación tiene la propiedad de penetrar nuestros cuerpos por el simple hecho de su proximidad.

A mediados de agosto, la Oficina Alemana de Protección contra la Radiación (BFS por sus siglas en alemán) aseguró, mediante un estudio, que los celulares de manufactura china son los que emiten mayores niveles de radiación, con base en una métrica que expone cuáles son los niveles máximos, normales y permitidos. Los tres principales teléfonos, de origen chino que se encontraron en la lista, emiten una radiación de 1,75, 1,68, 1,64 vatios por kilogramo (W/Kg) respectivamente.

Ante estos riesgos surge la pregunta de si es posible que puedan evitarse o tomar medidas para disminuir sus efectos. Incluso los mismos usuarios de estos aparatos de comunicación pueden tomar acciones para evitar incidentes y alargar la vida del dispositivo, como las siguientes:

1.- Mantenerlo en un lugar fresco y ventilado. Es recomendable no exponer el teléfono celular a altas temperaturas con acciones como evitar exponerlo de forma al sol, ya que ningún smartphone soporta temperaturas de más de 50 grados. Asimismo, tampoco es recomendable mantenerlo guardado en bolsillos.

2.- Cuidar las cargas. Utilizar el teléfono celular mientras se carga puede significar un potencial riesgo, pues con el uso, así como con la carga, la pila del teléfono se mantiene caliente, y realizar estas dos actividades puede provocar un sobrecalentamiento. Es importante desconectar el celular cuando ya esté totalmente cargado para evitar una sobrecarga, ya que un incidente podría suceder con una variación en el voltaje.

3.- Accesorios originales. Se recomienda utilizar cargadores originales, pues estos son especiales diseñados para el modelo que acompañan; cuando no se usa un accesorio original se está en riesgo de que el teléfono cargue incorrectamente o incluso que sufra descargas de voltaje. Es necesario proteger el teléfono con micas y carcasas que le ayuden a mantenerse alejado de polvo o agua.

La vida de un celular y su desempeño depende de cómo esté diseñado, si ha sido un producto probado, simulado y optimizado en su etapa de diseño, sin embargo una gran parte de responsabilidad recae en el usuario, quien debe darle un mejor uso a este tipo de aparatos para alargar su uso.