Nunca crearemos accesos para el gobierno chino: Huawei

Aseguran que no están legalmente obligados a hacerlo

Huawei ha estado en la polémica de ser acusado de mandar información al gobierno chino por medio de sus dispositivos. Y aunque el acusante no tiene pruebas de lo mismo, una vez más la empresa ha declarado que no lo han hecho ni lo piensan hacer.

Estados Unidos y algunos socios comerciales como Nueva Zelanda, Australia y Alemania, se unieron no solo para prohibir el uso de software y hardware de Huawei, sino también de otras marcas, pero principalmente buscan bloquear el uso de toda la tecnología 5G, en donde son líderes, indicando que son inseguros.

El miedo de que sean usados para espiar es un argumento lógico pero sin evidencia. En una entrevista hecha a Liang Hua, presidente de Huawei, dejó en claro que en caso de una posible solicitud del gobierno chino de incluir herramientas de espionaje en sus equipos, ellos no la aplicarían, porque no sería legal y que eso no está permitido en sus leyes. Hasta ahora no han tenido tal solicitud y no hay motivo para pensar que se haga, por lo que es una alarma y miedo infundado. Sin embargo, confirmó que la ley obliga a cooperar en temas de inteligencia nacional, pero sin indicar en qué temas.

Lamentablemente, todas estas declaraciones no han convencido a los países en donde hay tal temor, pero no detendrá a otros para avanzar en la red 5G, que es al final, el principal miedo de la potencia del país vecino, ser rebasado por una empresa china y no ser ellos los líderes en tecnología, sin importar el área. De todas formas, parece que aplicarían la de otros países para nivelarse, como la de Ericsson.

Por lo pronto, Huawei seguirá invirtiendo en Canadá, en las redes 5G sin importar la decisión que tomen, aunque consideran que Meng es inocente y deben dejarla libre. Esperan que dicho país tome decisiones con base en la tecnología y no en política.

Huawei se compromete a vender equipos de telecomunicaciones a Canadá y no poseen redes o datos de los clientes y tratan a todos sus proveedores de forma igualitaria, de manera justa, ya que la ciberseguridad y protección de privacidad son retos para todas las empresas y no solo de la suya.

Con información de Bloomberg