Las personas mayores son las que comparten mayor número de noticias falsas.

Las noticias falsas (entre otras) pudieron haber influido en los adultos mayores e influido a la vez en las elecciones de hace 2 años en Estados Unidos.

Los adultos y en específico, estadounidenses mayores son desproporcionadamente más propensos a compartir noticias falsas en Facebook, según un nuevo análisis realizado por investigadores de las universidades de Nueva York y Princeton. Los usuarios mayores compartieron más noticias falsas que los jóvenes, independientemente de la educación, el sexo, la raza, los ingresos o la cantidad de enlaces que compartieron. De hecho, la edad predijo su comportamiento mejor que cualquier otra característica.

El papel de las noticias falsas para influir en el comportamiento de los votantes se ha debatido continuamente desde la victoria de Donald Trump sobre Hillary Clinton en 2016.

Al menos un estudio ha encontrado que las noticias falsas a favor de Trump probablemente persuadieron a algunas personas a votar por él sobre Clinton , influenciando las elecciones. Otro estudio encontró que relativamente pocas personas hicieron clic en enlaces de noticias falsos , pero que sus titulares probablemente viajaron mucho más lejos a través de Facebook, lo que dificulta la cuantificación de su verdadero alcance. El hallazgo de que las personas mayores tienen más probabilidades de compartir noticias falsas podría ayudar a los usuarios de las redes sociales y las plataformas a diseñar intervenciones más efectivas para evitar que sean engañados.

El estudio publicado en Science Advances , examinó el comportamiento de los usuarios en los meses anteriores y posteriores a la elección presidencial de 2016 en los Estados Unidos. A principios de 2016, los académicos comenzaron a trabajar con la firma de investigación YouGov para armar un panel de 3,500 personas, que incluía usuarios y no usuarios de Facebook. El 16 de noviembre, justo después de la elección, pidieron a los usuarios de Facebook del panel que instalen una aplicación que les permita compartir datos, incluidos campos de perfil público, opiniones políticas y religiosas, publicaciones en sus propios plazos y las páginas que siguieron. Los usuarios pueden optar por compartir o no las categorías individuales de datos, y los investigadores no tuvieron acceso a las fuentes de noticias o datos sobre sus amigos.

Alrededor del 49 por ciento de los participantes del estudio que utilizaron Facebook acordaron compartir sus datos de perfil. Los investigadores luego verificaron los enlaces publicados en sus líneas de tiempo contra una lista de dominios web que históricamente han compartido noticias falsas. Más tarde, verificaron los enlaces contra otras cuatro listas de noticias falsas y dominios para ver si los resultados serían consistentes.

Solo el 8.5% de los usuarios del estudio compartieron al menos un enlace de noticias falsas.

En todas las categorías de edad, compartir noticias falsas era una categoría relativamente rara. Solo el 8,5 por ciento de los usuarios del estudio compartieron al menos un enlace de un sitio de noticias falsas. Los usuarios que se identificaron como conservadores eran más propensos que los usuarios que se identificaron como liberales a compartir noticias falsas: el 18 por ciento de los republicanos compartían enlaces a sitios de noticias falsas, en comparación con menos del 4 por ciento de los demócratas.

Sin embargo, los usuarios más antiguos sesgaron los hallazgos: el 11 por ciento de los usuarios mayores de 65 años compartieron un engaño, mientras que el 3 por ciento de los usuarios de 18 a 29 lo hizo. Los usuarios de Facebook de 65 años o más compartieron más del doble de artículos de noticias falsos que el siguiente grupo de edad de 45 a 65 años, y casi siete veces más artículos de noticias falsos que el grupo de edad más joven (de 18 a 29 años).

El estudio no llegó a una conclusión sobre por qué los usuarios mayores tienen más probabilidades de compartir engaños, aunque los investigadores señalan dos posibles teorías. La primera es que las personas mayores, que llegaron a Internet más tarde, carecen de las habilidades de alfabetización digital de sus contrapartes más jóvenes. La segunda es que las personas experimentan un deterioro cognitivo a medida que envejecen, lo que las hace más propensas a caer en las trampas.

El año pasado, WhatsApp comenzó a desarrollar un programa para promover la alfabetización digital en la India , donde muchos de sus 200 millones de usuarios son relativamente nuevos en Internet, después de una serie de asesinatos que pueden haber sido provocados por el reenvío viral en la aplicación. Este programa está dirigido a usuarios de todas las edades.

Al mismo tiempo, los estadounidenses de edad avanzada son propensos a caer en multiples estafas que la Oficina Federal de Investigaciones tiene una página dedicada a ellos .

Las noticias falsas se difunden rápidamente en Facebook, en parte porque los artículos de noticias generalmente se ven idénticos en la Fuente de noticias , ya sea que estén publicados por The New York Times o por una granja de clickbait.

Las investigaciones futuras podrían descifrar lo que la gente ve en el servicio de noticias y si existe una relación entre ver noticias falsas y compartirlas. Es más probable que los usuarios compartan historias falsas si anteriormente fueron compartidas por un amigo de confianza.

Fuente: The Verge