Ex empleado de Apple pasará 10 años en prisión por robar secretos de Project Titan

Además de pagar multa por $250 000 dólares

Apple amenazó con tomar medidas legales en caso de que los empleados robaran información o las filtraran y ese es el caso del ex empleado Xiaolang Zhang, el cual el FBi determinó que robó secretos comerciales relacionados con Project Titan.

El trabajo de Zhang, como ingeniero de hardware para Apple, consistía en diseñar y probar circuitos para analizar datos de sensores. Debido a esto tenía acceso a datos confidenciales.

Después de pedir licencia de trabajo por paternidad, notificó a Apple que regresaría a China a trabajar en Xmotors, lo que se le hizo sospechoso a Apple, después de ver el aumento de la actividades en sus redes y vistas a la oficina antes de renunciar.

Años anteriores y en abril de 2018, Zhang visitó China y luego al regresar, dijo a su supervisor que dejaba la empresa, para irse al startup enfocada en tecnología autónoma para automóviles.

Debido a esto, su jefe sintió que el empleado le estaba dando respuestas evasivas en su reunión y alertó al equipo de seguridad de nuevos productos a iniciar una investigación en sus redes acerca de sus actividades y usos de dispositivos, los cuales fueron entregados antes de dejar Apple. De esa forma encontraron actividad sospechosa en los prototipos entre otras.

Grabaciones de seguridad mostraron que visitó el campus el 28 de abril y entró a los laboratorios de hardware y software de los vehículos autónomos, en donde se encontró evidencia de descarga de datos y una caja que se llevó.

El ex empleado admitió al FBI que descargo archivos de Apple acerca de la tecnología de manejo autónomo en la laptop de su esposa para acceder a la misma, por lo que fue arrestado el 7 de julio, al intentar irse a China.

Toda la evidencia recabada por el equipo forense digital de Apple se entregó al FBI, después de descubrir que al menos el 60% de las descargas de datos se transfirieron al equipo de la esposa, toda de índole técnica, como esquemas de ingeniería, manuales y reportes.

Cuando fue contratado firmó un acuerdo de propiedad intelectual y a sesiones de entrenamiento secreto, por lo cual violó los acuerdos firmados.  Ahora no solo enfrenta 10 años de cárcel sino que deberá pagar una multa por $250,000 dólares.

Apple declaró que hará todo lo posible para que las personas responsables sean castigadas.

Con información de Bloomberg