Apple dice a los usuarios que si reparan sus iPhones se van a lastimar

Esa es el argumento por el cual piden que se lleve a sus servicios autorizados

Apple siempre ha sido muy “celoso” de las condiciones que exige para hacer validar la garantía de sus productos, como la cláusula que indica que el equipo pierde garantía si una mano inexperta, ajena a sus servicios autorizados repara o modifica al equipo. La razón de esto es “seguridad”, ya que alega que “es peligroso que lo repara alguien inexperto”.

Todos sabemos que el servicio de reparación de Apple es uno de los más caros y más si no se cuenta con la garantía extendida.

Las exigencias de los usuarios por ser ellos quienes decidan dónde reparar sus equipos o hacerlo por su cuenta, es una política que no va acorde a los intereses de la empresa, a pesar de que en Estados Unidos todavía no aplica “el derecho a reparar”.  Hacerlo sin las herramientas (aunque se vendan) ni el conocimiento es un riesgo que algunos dueños están dispuestos a realizar.

En el caso de Apple, es un monopolio el manejo de las piezas oficiales, los técnicos autorizados y todo el control del producto. En California no se aprobó una iniciativa de ley que buscaba que los fabricantes vendan las piezas y una guía de reparación para los usuarios, al abrir delante de los legisladores un iPhone para demostrar el nivel de complejidad que requiere reparar un equipo sofisticado. Para argumentar que no puede ser reparado por los clientes en su casa,  se habló de lo peligroso que es estar en contacto con piezas como la batería, según declararon los representantes de Apple, al mencionar las consecuencias de exponeners si se perfora la batería o si la coloca mal.

Si bien es cierto que muchos usuarios desconocen cómo reparar un iPhone u otro smartphone, los detractores indican que el cambio de batería o pantalla en si no es peligroso, ya que existen empresas y personas que lo hacen diariamente, siguiendo las indicaciones, tomando medidas de seguridad y teniendo las piezas y documentos que los guíen. Ellos son los más afectados, porque no tienen acceso a las piezas originales, viéndose forzados a comprar piezas chinas de dudosa calidad.

Evitar esa ley solo aumenta el peligro de llevarlo a un centro no autorizado más el que implica hacerlo desde casa. Lo ideal es permitir o certificar que solo estos lugares o expertos realicen esas piezas, bajo la aprobación de Apple, pero parece que no piensan ceder a pesar de que en sus reportes financieros hablaban de las pérdidas que ocasiona que los usuarios cambien las baterías en vez de comprar un nuevo equipo, pero sin decir los ingresos que le genera.

Con información de Vice