Editorial: ¿Acaso los Smartphones han topado con un límite tecnológico?

Lo mires por donde lo mires la respuesta inmediata, es otra pregunta.. ¿En qué aspecto?

La razón es que en la última década hemos visto un continuo florecimiento de nuevas tecnologías que hoy están siempre en nuestro bolsillo aunque otras, como el caso de las baterías, siguen en un “pantano de innovación” y sus cambios ahora nos tienen esclavos de tomacorrientes en oficinas, casas y medios de transporte para mantener con “vida” a nuestros queridos dispositivos móviles, los cuales, han pasado de tener SEMANAS de batería como era apenas hace media década a unas cuantas horas en los peores casos actualmente.

Actualmente, la mayoría de los cambios drásticos que observamos en los nuevos dispositivos y Smartphones no son a nivel hardware, si no en la programación de nuevas funciones, diseños e interfaces que le hacen más ameno e intuitivo el uso de la tecnología móvil a los usuarios no experimentados.

Una de las principales causas por las que se ha logrado una extensa masificación de los Smartphones es porque han cruzado satisfactoriamente la línea entre diseño y función. Algo que apenas unos años atrás era casi contradictorio en el territorio de los celulares y era peor aún, en el micro-universo de las PDA´s y los poquísimos Smartphones que existían hace apenas, unos pocos años.

Hoy en día, nuestros Smartphones tienen varios tipos de sensores incorporados que los hacen más interesantes y útiles que nunca y aunque siempre he discrepado un poco en llamarlos “Dispositivos Inteligentes” pues en la práctica aún no son muy “inteligentes”, la cuestión es que se han integrado de lleno en nuestras vidas a un punto que por momentos podría parecer algo ridículo para quienes no estén habituados a sus beneficios.

Pero hablemos de las tecnologías específicas que hoy vemos incorporadas en nuestros equipos:

  • Los procesadores, es decir, los cerebros electrónicos de nuestros Smartphones ahora son casi tan poderosos como nuestras computadoras de escritorio y laptops. Apenas este 2010 vimos la introducción de los procesadores de 1Ghz y en menos de seis meses, ya escuchábamos información sobre la próxima generación de procesadores, incluso de dóble núcleo, desde 1.2 hasta los 1.5Ghz
  • Las pantallas táctiles ahora son muy amigables, casi cualquier persona puede utilizarlas y los Sistemas Operativos se han adaptado a un manejo más humano e intuitivo que permite que más usuarios puedan ocupar los Smartphones sin tantas complicaciones. Dichas pantallas táctiles ya ni siquiera necesitan de instrumentos como Stylus o apuntadores digitales, ahora la mejor herramienta son nuestros propios dedos.
  • Los sensores en nuestros Smartphones permiten saber su ubicación, la luminosidad del ambiente para ajustar la luz de la pantalla automáticamente, pueden filtrar el sonido ambiental para aclarar y mejorar nuestras conversaciones y llamadas por voz, pueden saber la orientación del equipo respecto a los puntos cardinales y algunos equipos hasta cuentan ya con termómetros para medir temperatura interna y externa del dispositivo. Todos estos sensores le otorgan un enorme campo de posibilidades para los desarrolladores, aquellos “míticos humanos” que diseñan y producen software para otorgar a los Smartphones de una mayor funcionalidad
  • Cuentan con conexiones de alta velocidad gracias a las cada vez más ubicuas redes celulares de tercera, y ahora cuarta, generación, que permiten una comunicación y transporte de información prácticamente instantáneo a cualquier parte del mundo.
  • Cámaras de alta definición que pueden capturar imágenes y movimiento del mundo en una forma que antes sólo un cineasta o un fotógrafo con una cámara de miles de dólares podía lograr.
  • Sistemas Operativos robustecidos y diseñados para brindar una plataforma que además de ampliable, permite un cierto grado de personalización a los usuarios. Ya no es necesario ser un Ingeniero o un “entendido” en estas cuestiones para poder manejar eficientemente un Smartphone.

Quizás el aspecto más olvidado es el de las baterías, que como ya dijimos, ahora sufren por el poco avance que ha habido en la matería y porque ahora todos los componentes mencionados consumen una mayor cantidad de recursos energéticos, lo cual pone bajo un estress infinitamente mayor las baterías de los Smartphones de hoy en día.

Pero pensemos por un momento si bajo la forma actual de nuestros dispositivos:

  • Realmente necesitamos más tamaño de pantalla? Nos veríamos algo ridículos al hablar por telefono..
  • Quizás mayor densidad de pixeles como el caso iPhone 4? El Smartphone de Apple sí que tocó techo en ello..
  • Necesitamos más funciones incorporadas desde caja? Contamos con las Tiendas de Aplicaciones…
  • Más velocidad? Definitivamente sí, pero eso es más cuestión de los operadores celulares y gobiernos…
  • Mejores Sistemas Operativos? Los cuales ahora mismo están bajo una intensa batalla de mejoramiento…

Pues bien, la verdad es que aún hay varias tecnologías que bien pueden ser implementadas en los Smartphones, sobre todo para mejorar algunos aspectos que hasta ahora han sido “pospuestos” (por así llamarlo..) por los fabricantes, en pos de luchar las batallas en terrenos como los procesadores, tamaños de pantalla y otras cuestiones de funcionalidad.

Algunas de éstas tecnologías ya están siendo implementadas en ciertos países como el caso de Japón o Corea, países en donde pagar mediante métodos digitales a través de los propios celulares ya no es algo tan raro.

Si bien es cierto que los Smartphones sí han alcanzado algunos “límites tecnológicos” por aquí y por allá, aún enfrentan retos que poco a poco irán desapareciendo conforme la población mundial de seres humanos vayamos incorporando más y más la digitalización en nuestras vidas.

Un claro ejemplo de ello que me viene a la mente, es la forma en la que apenas hace unos cinco o seis años, ver a alguien tomando una fotografía con su celular PARA ENVIARLA en ese momento a un blog era algo, si no bizarro, cuando menos “extraño” y muchísima gente desconocía dichas capacidades de comunicación.

Hoy en día, y en parte gracias también a las redes sociales, enviar una fotografía para compartirla en Internet es algo totalmente común, arbitratio y de uso diario para millones de personas y de todos los rangos de edad.

Tomando también una pequeña referencia de BizzSMS en una de sus presentaciones sobre Tendencias Móviles, podemos hablar también  del creciente auge de los servicios de localización, los cuales también han comenzado a permear en la vida diaria de la gente, gracias a aplicaciones como Google Maps, Foursquare o las propias redes sociales, nuevamente responsables en parte de la gran penetración de los Smartphones entre los usuarios de celulares.

A futuro a corto plazo, una vez que las tecnologías móviles han alcanzado cierto nivel de masificación y perfeccionismo técnico, lo que nos queda será experimentar la convergencia de una manera más latente y natural. Un modo de vida en la que las tecnologías se hacen transparentes y dejamos de notar que están ahí, otorgando una función específica, de la misma manera que no “notamos” la presencia de las bombillas de luz, los rastrillos o incluso la propia televisión.. Elementos que han pasado a formar parte indeleble en nuestra vida moderna.

  • fundamentación tecnologica de los smartphones

  • los smartphones cual es su limite

  • limite tecnologico de los smartphones

  • limite tecnologico