Samsung fabricara sus propias GPU’s

Samsung es una empresa gigantesca, muy seguramente relaciones la marca con teléfonos, tabletas o hasta wearables, pero en Corea y algunas partes del mundo venden electrodomésticos, equipos de aire acondicionado, ropa, maquinaria de construcción, barcos, rifles de asalto e incluso tanques de guerra. Las empresas de esa magnitud tienden a controlar el proceso de fabricación de cada pieza desde la obtención de la materia prima hasta el punto de venta y no es de extrañar que Samsung ponga en marcha esta práctica con sus equipos móviles, por lo que la noticia de que estén planteando la fabricación de sus propias GPU’s no debería provocar una gran sorpresa.

Los procesadores Exynos potenciaban hasta ahora equipos para mercados sin LTE

Los procesadores Exynos potenciaban hasta ahora equipos para mercados sin LTE

Al día de hoy podemos dividir a los dispositivos móviles de Samsung en aquellos que tienen un procesador Snapdragon de Qualcomm y los que tienen un procesador Exynos fabricado por la misma marca, la principal diferencia es que los equipos con procesador Snapdragon están destinados a mercados con redes LTE, característica de la que carecían hasta hace poco los procesadores Exynos, ahora, con las intenciones de producir sus propias GPU’s Samsung tendrá de capacidad de desarrollar, adaptar y fabricar las partes más vitales de sus dispositivos.

La pregunta obligada ahora es: ¿En qué me afecta como usuario final?, que un fabricante tenga mayor control sobre el desarrollo de las partes que componen su producto supone una serie de beneficios y contras que es importante conocer, hagamos una pequeña lista:

  • Pros
  1. Deja de pagar licencias de uso y mejora sus precios.
  2. Puede crear mejores dispositivos de gama baja (donde Samsung dista de ser el mejor).
  3. Si controla el desarrollo del procesador, la GPU y la pantalla poder hacer equipos mejor adaptados.
  4. Podrá tener mayor control sobre el gasto de la batería.
  5. Actualizaciones más rápidas para sus equipos.
  • Contras
  1. Dependeremos de Samsung para los driver´s que necesitan los cocineros de ROM.
  2. Muy probablemente ofrezcan un SDK para poder explotar las capacidades de sus GPU’s (lo que Nvidia intento en su momento).
  3. De alguna manera mantiene la fragmentación en Android.

Si bien que liberen su SDK seria en parte un beneficio la historia nos dice que es poco probable que los desarrolladores le saquen provecho, lo que sí es interesante es que se deja ver una nueva guerra de procesadores, donde Intel, Samsung, Qualcomm e incluso Huawei tendrán protagonismo.

Vía Fudzilla