Intel abandona el desarrollo de módems 5G

Apple dejó fuera de la carrera del 5G a Intel

Hace algunas horas se reportaba el acuerdo entre Apple y Qualcomm respecto al suministro de módems 5G, por lo cual pronto se esperaban reacciones inmediatas por parte de la industria de la electrónica debido a que Huawei, MediaTek e Intel figuraban como los posibles proveedores de módems 5G para el iPhone, pero finalmente Qualcomm volvió a resultar el gran ganador. 

Intel confirmó el abandono del desarrollo de módems 5G para smartphones, centrándose a partir de ahora en módems 4G y 5G para ordenadores, dispositivos IoT y otros dispositivos centrados en datos, según detalla un comunicado de prensa.

Hasta el momento en ninguna parte se menciona que la decisión de Intel resulte derivada del acuerdo entre Apple y Qualcomm, pues Intel era el mejor prospecto para proveer módems 5G a Apple para su iPhone en 2020, aunque ahora los planes de Intel se vinieron abajo.

En el comunicado, Bob Swan, CEO de Intel declara lo siguiente:

“Estamos muy entusiasmados con la oportunidad dentro del 5G y la ‘cloudificación’ de la red, pero en el negocio de los módems para smartphones es evidente que no hay un camino claro hacia la rentabilidad y los beneficios positivos. El 5G sigue siendo una prioridad estratégica para Intel, y nuestro equipo ha desarrollado una valiosa cartera de productos inalámbricos y de propiedad intelectual.”

Hasta el momento se sabe que Intel tenía problemas para cumplir los plazos y el volumen que demandaba Apple, por lo que terminaron cambiando la fecha de entrega de 2019 a 2020, por lo tanto, el primer iPhone 5G llegaría hasta el 2020, pero esto podría cambiar tras el acuerdo de Qualcomm y Apple.

Según la información, ambas compañías estuvieron negociando las últimas semanas y de hecho, Apple estuvo probando los módems 5G de Qualcomm hasta que finalmente se logró un acuerdo entre ambas compañías que se encontraban en litigios legales por el tema de violacion de patentes que derivo en el bloqueo de las ventas del iPhone en China y Alemania.