El recuento de la unión de Iusacell y Televisa en 10 puntos

Apenas ayer nos enterábamos de la nueva vuelta de tuerca en torno el rumbo de una de las compañías telefónicas más polémicas en México, Iusacell. La cual hasta ahora era controlada básicamente por dos entidades: Grupo Salinas, con Ricardo Salinas Pliego al frente y Televisa, con  y Emilio Azcárraga al timón de la televisora. La asociación entre estas dos entidades acabó por concluir de una manera fugaz y un tanto decepcionante, muchos pensábamos que Iusacell daría de que hablar con un nuevo inversor de estas dimensiones, pero al final esta etapa de solo tres años ha pasado sin pena ni gloria hasta su terminación el día de ayer.

Azcárraga-Salinas

Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego

Grupo Televisa informó que pactó la venta de su participación en Iusacell a Grupo Salinas, por 717 millones de dólares, una operación que debe ser aprobada aún por el Instituto Federal de Telecomunicaciones. En CNN han hecho un recuento de los momentos trascendentes de esta breve unión, los cuales les presentamos a continuación:

1) Buenas Intenciones

7 de abril de 2011.  Televisa anunció una inversión de 1,600 mdd para adquirir el 50% de Grupo Iusacell. Dos días antes la televisora dio a conocer su intención de comprar a la telefónica para obtener beneficios, como sus 4 millones de suscriptores.

2) Dan largas

22 de agosto de 2011. La CFC explicó que su resolución sobre la alianza demoraría meses porque el área técnica no avanzaba con la velocidad que se requería. En abril de ese año Televisa dijo que para octubre se esperaba la aprobación de la autoridad.

3) Opositores

17 y 18 de enero de 2012. La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) pidió frenar la unión por considerarla un peligro a la competencia en México.

Joaquín Vargas Guajardo, presidente de Grupo MVS, acusó a Televisa de presionar a la CFC para aprobar el acuerdo. El presidente del organismo, Eduardo para incidir en su voto.

4) Rechazo

1 de febrero. La autoridad antimonopolios rechazó la fusión de las empresas por los riesgos en la competencia del mercado de televisión de paga.

5) Reconsideración

4 de marzo de 2012. Televisa y Iusacell pidieron formalmente a la CFC que reconsiderara la negativa para su asociación.

6) Puede comprar a la empresa

14 de junio de 2012.  La CFC informó que aprobó el acuerdo para que Televisa adquiriera el 50% de Iusacell a cambio de algunos condicionantes, como que la televisora y TV Azteca se desistieran de interponer litigios al proceso de licitación de frecuencias de televisión.

La decisión fue tomada el 6 de junio, fecha que se adelantó a lo previsto originalmente. Un mes antes Televisa dijo que esperaba que para el 15 de junio hubiera respuesta.

LogoIusacell.3

La movida aventura de Iusacell fue todo menos sencilla

7) Castigo

7 de septiembre de 2012.  La CFC multó con 54 millones de pesos a Grupo Televisa al acusarla de violar el acuerdo de 2006 de no tener consejeros de la empresa ni de sus filiales en otra firma de telecomunicaciones. La televisora agregó de manera sistemática a ejecutivos en Iusacell antes de que el regulador

8) El dinero ‘sale por la ventana

2013. En ese año Iusacell registró pérdidas por 1,991 millones de pesos, que representó una mejoría desde los 2,232 mdp perdidos un año antes.

9) Problemas en el Paraíso

Febrero de 2014.  Televisa señaló el 21 de febrero un panorama gris sobre las inversiones en Iusacell por el retraso en la aprobación de las leyes secundarias de telecomunicaciones (aprobadas el 9 de julio). El 26 de ese mes la televisora reporta una caída en el valor de su inversión en la telefónica por casi 6,500 millones de pesos (mdp) desde 2011 al cierre de 2013.

10) ‘Divorcio’

10 de septiembre de 2014.Luego de tres años de ‘compromiso’ y dos de estar unidos con el visto bueno de la autoridad, Televisa acordó la venta de su participación de 50% en Iusacell a Grupo Salinas por 717 millones de dólares, un precio 55% menor a los 1,600 pagados originalmente.

Al final se terminó la polémica, el miedo a un monopolio televisivo que tirase de la compañía celular para ofrecer cuádruple play y demás conspiraciones. Todas esas buenas y malas consecuencias quedaron al final en nada. Incluso con un fuerte rumor al final de esta relación con la posible compra de Iusacell por parte de Telefónica, cosa a la cual Salinas Pliego se negó rotundamente. Ahora solo queda especular cual será el futuro de “los rojos” en este competido mercado. ¿Quién será su nuevo aliado? ¿Podrán sobreponerse a esta difícil situación económica? ¿Televisa se rendirá con sus planes de incursionar en el mercado de la telefonía celular en México? ¿Alguien estará incluyendo a Nextel en sus planes? Solo el tiempo lo dirá.

  • iu

  • punto de venta iusacell