Google vendió 10 millones de Chromecast en 2014

Una de las formas más fáciles de poder convertir las televisiones en inteligentes es con la ayuda del accesorio de Google Chromecast. Si bien los precios de las  smart TV poco a poco están descendiendo, es más accesible comprar el pequeño accesorio que además permite ver contenidos adicionales del equipo móvil en la pantalla grande. En el más reciente reporte que Google realizó en Corea, dio a conocer que se han vendido 10 millones de este equipo a nivel mundial, considerando que se lanzó en julio de 2013.

Captura de pantalla 2015-02-04 a las 12.31.12

El precio en Estados Unidos es de $35 USD ($799 MXN en Liverpool) y en cada actualización va agregando nuevas funciones y apps, como lo es el “modo invitado” y la compatibilidad con FireFox.

En total, existen actualmente más de seis mil desarrolladores trabajando para hacer  que 10 00 apps  entre Android, iOS y Chrome sean compatibles con Chomecast. Lo interesante de este anuncio, es que antes Google no quiso dar a conocer las cifras exactas de la venta del dispositivo, pero se sabe que se usó 400 millones de veces en julio del año pasado, 650 millones en octubre y  mil millones en el mes de enero de este año.

Se rumora que pronto veremos aparecer la segunda versión de este dispositivo con mejores funciones, tal vez para consolidarlo como una  plataforma de contenidos junto con Android TV además de hacerlo disponible a fabricantes de  hardware de terceros como los de bocinas con el servicio  Cast for Audio.

Fuente: Korea Times

  • captura de pantalla alcatel one touch 4010a

  • Personalmente, prefiero comprar una TV “tonta” y agregar el proveedor de “inteligencia” a mano. Las interfaces que los manufactureros de TV’s desarrollan para sus “smart TVs”, si bien han mejorado dramáticamente, no son comparables con Chromecast, Roku, FireTV (o FireStick) etc…

    Tal y como prefiero que mi auto tenga una terminal tonta, un mero display que obtenga todo el contenido e interfaz desde mi teléfono; versus una interfaz avanzada que en un año será inútil.