Uso de telefonía móvil a la baja en Europa.

Algo pasa en Europa que el uso de telefonía móvil comienza a bajar, lo que tiene a los operadores bastante preocupados. Hace unos días se dio a conocer que un número alarmante de españoles dejó de utilizar sus teléfonos celulares, y cuando digo alarmante me refiero a que la cifra está cerca de los  380.000; datos tomados durante el mes de abril.

Francia parece seguir está tendencia con una baja sustancial durante lo que va del año. De hecho, según las cifras publicadas por el diario francés Les Echos, se espera un descenso en las ventas, que puede llegar a ser  el más bajo registrado en años.

La telefonía móvil está en crisis y no sólo los operadores lo notan, obviamente los fabricantes son también un sector castigado por este “desencanto” en los usuarios. De acuerdo con la firma GfK, en 2012, el número de teléfonos móviles vendidos en Francia será de alrededor de 22,5 millones de teléfonos contra 24,3 millones del 2011.

Durante mucho tiempo el romance entre la telefonía móvil y los usuarios parecía estar tan profundamente arraigado que nadie hubiera pensado que acabaria, pero algo esta pasando para propiciar esta ruptura; la pregunta es ¿Qué es?¿Será la caída de Nokia lo que está replicando en el mercado?.

Lo cierto es que es multifactorial; la crisis económica y problemas para continuar en la zona euro está haciendo la vida difícil para la gente común especialmente en España, lugares donde el desempleo ocupa el 25% de la población. Lo cual significa que muchas personas necesitan replantear sus gastos y es claro que la comunicación móvil dejó de estar dentro de las prioridades.

Algunos entusiastas suponían que al ir a la baja los planes, el prepago tomaría un segundo aire, pero al parecer sólo quedó en buenas intenciones pues eso no está sucediendo. Existen algunas cuestiones meramente locales a tomar en cuenta como por ejemplo en Francia, los analistas sugieren que parte de la caída de las ventas podría ser gracias a la llegada del nuevo proveedor que ofrece a los clientes paquetes de muy bajo costo, ya que transfiere el tráfico de voz sobre Wi-Fi siempre que sea posible y algunas personas cambian de tarjeta SIM sin cambiar de equipo.

Por otro lado en España, Telefónica y Vodafone han puesto a prueba una nueva estrategia de negocios que reduce los subsidios en los teléfonos, que al parecer no fue tan bien recibida por los clientes. Sin importar la razón o el lugar en el que se analice el problema, lo realmente preocupante es que se está extendiendo por toda la unión europea y no sólo en los países con problemas económicos.

La crisis bien capitalizada puede derivar en crecimiento.

Pero no todo tiene que ser tan malo, en realidad está crisis puede dar como resultados un crecimiento, siempre y cuando se sepa encaminar. Por el momento se está sufriendo sin embargo no debe perderse de vista que el mercado continúa moviéndose y que los smartphone pueden sacar a flote este barco; pues son una apuesta  mucho más valiosa para las compañías que los teléfonos celulares convencionales altamente subsidiados.

Razones siguen sobrando, tal vez la gente está comprando menos los teléfonos porque son más caros, o quizá simplemente están haciendo que sus viejos teléfonos duren más tiempo, tal vez los viejos son mejores, tal vez la gente está cancelando contratos porque están siendo más sensible acerca de su gasto. No hay que olvidar que durante muchos años, la mayoría de los principales países europeos han tenido más de 100 por ciento de penetración móvil .

Y cómo dice el dicho “Nada es para siempre”; al parecer también aplica en esta situación, ¿Qué opinan?.

Fuente: Gigaom

  • telefonia europea

  • Porque esta en crisis alguna compañia de telefonos movil

  • la crisis afecta a telefónica

  • telefonía móvil en europa