Super Bowl: Los móviles se están convirtiendo en la primera pantalla

Smartphones ya son la primera pantalla_principal

La gran mayoría sabrá que el Super Bowl es uno de los eventos del año que causan más expectativa y que acaparan más la atención de los usuarios, o al menos eso es lo que pensábamos. Si no les gusta precisamente el deporte, aún así es probable que lo vean por los espectáculos de medio tiempo, y no solo es una gran oportunidad para ver un show de alta calidad, sino que los publicistas aprovechan para bombardear a los consumidores con anuncios, después de todo se supone que es uno de los eventos con mayor audición en el mundo. Sin embargo, un estudio de Flurry, indica que no fue precisamente de este modo.

El domingo pasado mientras en el partido se enfrentaban los 49ers de San Francisco contra los Ravens de Baltimore, en las diversas pantallas se libraba una batalla igualmente feroz por la atención de los consumidores. Algunas de las principales marcas mundiales pagaron hasta cuatro millones de dólares por la emisión de anuncios de 30 segundos en televisión, pero los consumidores estuvieron más distraídos que nunca, accediendo masivamente a las redes sociales y a las aplicaciones móviles. Twitter registró 24,1 millones de tuits relacionados con el Super Bowl, los más populares centrados en Beyonce, Destiny’s Child, el apagón eléctrico en el Superdome y los momentos principales del partido.

Los móviles se están convirtiendo en la primera pantalla

Anteriormente se consideraba a la TV la primera pantalla, pero el estudio de Flurry podría cambiar la perspectiva. Su estudio revela que los usuarios ya no están prestando atención a la TV como quisieran, así que si los publicistas pretenden llegar a los consumidores, deberán aplicar nuevas estrategias para acaparar nuestra atención.

Flurry se encuentra en unas 250,000 aplicaciones, y por supuesto en las más populares, de modo que puede medir el número de inicios de sesión por segundo en estas aplicaciones. Para este estudio, la compañía utilizó una muestra de 1/16 del total de móviles con aplicaciones con Flurry, comparando el número de inicios de sesión por segundo de aplicaciones móviles durante el Super Bowl del año pasado, el Super Bowl de este año, y el domingo anterior al SB de este año para tener la referencia de un domingo “normal”. A partir de ahí se estableció un índice 100 para el principio y el final del evento y poder determinar la variación en el uso de aplicación y, por consiguiente, determinar si los usuarios estaban o no prestando atención al partido.

Smartphones ya son la primera pantalla_Flurry_Chart_SuperBowl2013_1

En la gráfica de arriba vemos la comparación del uso de aplicaciones por segundo del Super Bowl de este año (en azul) y el del año pasado (en gris). Para poder entender la gráfica recordemos que si la línea sube los consumidores están usando más aplicaciones, y si la línea baja las están usando menos. Esto quiere decir que si la línea sube, los consumidores están prestando menos atención, y si baja están siendo más atento a la TV.

Comparando los dos años del SB, vemos diferencias principalmente en los eventos, pues el año pasado el show de Madonna surgió antes, además de que el partido también duró menos, pues este año hubo un apagón de 34 minutos, durante el que los usuarios tomaron masivamente sus aplicaciones. En general, podemos ver que el uso de aplicaciones reduce únicamente en partes importantes como el himno nacional, el show de medio tiempo y el final del partido. En comparación, este año hubo un incremento del 19% en el uso de aplicaciones durante el partido.

Smartphones ya son la primera pantalla_Flurry_Chart_SuperBowl2013_2

La segunda gráfica muestra la comparación del domingo anterior al Super Bowl 2013 y del propio partido, donde vemos cómo inició con un poco menos de uso de aplicaciones, pero la tendencia se recuperó para la tarde. Esta comparación de un domingo “normal” con el del SB nos muestra cómo varía la atención de los expectadores en las distintas etapas del partido. También es notoria una caída en uso de aplicaciones móviles durante la presentación de Beyonce.

En general, solo hubo una caída neta del 5% en el uso de aplicaciones móviles durantel Super Bowl, lo cual indica que ni siquiera un evento de ésta magnitud ha logrado acaparar la atención de los usuarios, y marca una deficiencia en el impacto de los anuncios publicitarios presentados durante el mismo.

Smartphones ya son la primera pantalla_Flurry_Chart_SuperBowl2013_3

En tercera gráfica podemos apreciar una comparación de tres momentos importantes del partido, tanto del año pasado como del actual, y cuánto varió el uso de aplicaciones móviles. Vemos que los anuncios el año pasado lograron reducir un 0.2% la distracción de los expectadores, pero este año usaron sus aplicaciones un 3.3% más. Tal parece que sólo Beyonce logró hacer que el uso de aplicaciones se reduzca casi un 10%, mientras que  incluso Madonna solo logró un 3.5% en la reducción. El apagón, por el contrario, este año provocó un incremento de casi el 18% en el uso de aplicaciones.

La TV está pasando a segundo plano

Sólo la cifra de los anuncios nos da un indicio de que los consumidores no están prestando atención a los mismos, sino a sus teléfonos, y que los publicistas no están sabiendo cómo captar nuestra atención. Es por ello que si pretenden lograr hacer efectivas sus campañas, deberán idear nuevas estrategias que acaparen la atención, o dirigir sus esfuerzos hacia las nuevas tecnologías que cada vez son más importantes para los consumidores, como los móviles.

Fuente: ElEconomista