Si su teléfono se pierde no vayan a la casa de Wayne Dobson

lost-my-phone

Lo que, en otras ocasiones, ha sido una muy útil herramienta para que la policía atrape delincuentes, para quien llama al 911 o para poder recuperar teléfonos extraviados, ha sido algo dañino para el jubilado de 59 años de edad, Wayne Dobson, quien en los últimos dos años ha sido molestado por personas que se presentan en la puerta de su casa,  a todas horas del día o de la noche, exigiendo que les sean devueltos sus smartphones. Le han gritado, le han mostrado “pruebas” e incluso han llamado a la policía jurando que sus teléfonos están en su casa.

El problema se debe a una falla inexplicable de, al menos, una compañía telefónica, que está dirigiendo a todos ellos a su casa en North Las Vegas. Afortunadamente la falla parece estar limitada a algunos usuarios de la compañía Sprint, la cual, al parecer ya está investigando las causas.

La desventura de Dobson comenzó en el 2011, cuando una joven pareja golpeó a su puerta cerca de la media noche, al abrir la puerta la pareja molesta, le exigió que les devolviera su teléfono.

“Yo estaba parado ahí pensando, ¿De qué me están hablando?” Dice Dobson “Bien me podían haber dicho: “Denme mi caballo.” ”

Después de debatir un rato ambas partes llamaron a la policía, cuando los agentes llegaron a su casa Dobsony se les explicó la situación, la pareja se retiró sin su teléfono, y nunca volvió a saber de ellos.

Poco después vio a una mujer deambulando en su patio trasero, pero antes de que pudiera hablar con ella, escapó por encima del muro. Unos minutos después oyó un golpe en la puerta.

“Por favor, deme mi teléfono”, dijo. Cuando él explicó que él no lo tenía, insistió.”Ahí tengo fotos de mis nietos”, dijo. “No puedo remplazarlas. Las necesito. Lo único que quiero son mis fotos”.

Él le pidió que llamara a la policía y la invitó a entrar y buscar. Mientras tanto, llamó al proveedor telefónico de la mujer, Sprint. Un técnico le explicó el problema, pero no proporcionó una solución.

mobile-gps

Todos los teléfonos móviles hoy día tienen una forma de seguimiento-localización, que a menudo utiliza una combinación de la señal GPS satelital y una señal triangulada entre torres celulares cercanas. Esto permite a la mayoría de los usuarios de teléfonos inteligentes, obtener las indicaciones paso a paso para conducir, tener una lista de restaurantes cercanos y actualizaciones en tiempo real del clima, todos estos servicios de valor agregado, pero esta función de seguimiento-localización tiene un propósito más importante.

En 1997, más o menos una de cada tres personas que llaman al 911 lo hacía desde teléfonos móviles. Y los despachadores no sabían qué hacer en situaciones en las que la persona no podía, o no, proporcionaba su ubicación. Las líneas terrestres no tienen ese problema ya que los despachadores automáticamente sabía desde dónde se hacia la llamada.

Si la llamada se hiciera desde Chicago llamando desde un teléfono móvil con un código de área 702, por ejemplo, los despachadores de Chicago podría desviar la llamada al policía de Las Vegas.

Eso era poco útil y peligroso, dijo Ben Levitan, quien pasó 30 años diseñando redes celulares y tiene docenas de patentes de esta tecnología.

“Hubo algunas situaciones terribles que llevaron a la FCC a decir: ‘Tienes que arreglar esto'”, dijo Levitan.

A las compañías de telefonía móvil se le ocurrió una manera de localizar los teléfonos, e instantáneamente transmitir sus coordenadas a los despachadores. El día de hoy, el 70 por ciento de las llamadas telefónicas al 911 son hechas por teléfonos móviles y los despachadores pueden ver dónde está llamando con una precisión de entre 50 y 300 metros.

Ha este sistema se le han dado miles de usos, empresas como Apple, Microsoft y varios otros, proporcionan formas de rastrear los teléfonos que llegan a perderse desde una computadora o tablet.  Cuando el columnista de tecnología de The New York Times, David Pogue, perdió su iPhone el año pasado, utilizó el software de Apple para rastrearlo hasta el patio trasero de una casa de Maryland, de donde la policía tomó el teléfono y se lo devolvió.

También ha sido utilizado por la policía para resolver crímenes, mostrando que el teléfono de un sospechoso estaba en la escena al momento del crimen. Aun así los expertos dicen que los sistemas no son completamente confiables.

NoLost

Un cartel para aquellos que han perdido sus teléfonos móviles cuelga cerca de la puerta delantera Wayne Dobson en North Las Vegas.

El 18 de diciembre, cuatro jóvenes golpearon violentamente a su puerta a las 2:30 am, gritando para que se les abriera y se les devolviera un teléfono, cuyo dueño tenía una aplicación en un equipo Tablet PC que mostraba que su teléfono estaba en la casa de Dobson.

Hasta ese momento se había presentado cuatro grupos diferentes de personas en su casa y la policía de North Las Vegas una vez, por error, en los dos años anteriores, pero fue en ese momento que Dobson se dio cuenta que la situación había pasado de ser una molestia a un verdadero peligro.

“Estaba… literalmente probándome que tenía su teléfono móvil”, dijo Dobson.

Unas dos semanas después, se despertó a las 4 de la mañana por una persona que estaba merodeando al lado de su casa al cual le gritó: “¿Quién eres?, ¡Fuera de mi patio!” respondieron: “¡Somos la policía, abra la puerta!”

La policía de North Las Vegas había recibido una llamada al 911 desde un teléfono móvil de una mujer que estaba discutiendo con un hombre. La discusión fue en aumento, pero los despachadores no fueron capaces de obtener la ubicación de la mujer. Usando la ubicación del teléfono enviaron agentes, que llegaron minutos más tarde en la casa de Dobson, el cual fue llevado a su patio delantero y registrado. Cuando los agentes se dieron cuenta de su error, se disculparon.

La portavoz de la policía Chrissie Coon dijo que raramente se envían oficiales a algún sitio basándose en coordenadas de los teléfonos móviles. Pero que es aún más raro que esas coordenadas estén equivocadas. Además confirmó que la policía ha respondido cuatro veces a situaciones referentes con la casa de Dobson; dos veces por personas que creían que su teléfono estaba allí, y cada vez que sucedió el teléfono era de la compañía Sprint.

Coon  dijo que, en caso de haber otro reporte de incidentes seguirá enviando oficiales a la casa de Dobson a menos que puedan confirmar que no existe ningún problema. Dobson en un ejemplo y una buena razón de el por qué las personas deberían de tener líneas fijas en sus hogares, declaró.

Por su parte Sprint dijo a través de la portavoz Rachael Crocker que la compañía está investigando el problema a fondo y tratará de encontrar que es lo que está pasando y determinar si tiene algo que ver la compañía.

John B. Minor, experto en comunicaciones especializado en seguimiento de teléfono celular y Levitan, quienes testificar como peritos en causas civiles y criminales, dijeron que lo más probable es que el problema esté en el cuadro de distribución de Sprint. Un problema de software que traduce de forma incorrecta las coordenadas y las interpreta como las de la casa de Dobson. Y puesto que claramente involucra a el sistema de emergencias 911, el problema es grave, dijeron.

“Éste no es el tipo de problemas por el cual uno se encoge de hombros”, dijo Minor. “Se debe ser muy diligente en la resolución y prevención de este tipo de problemas”.

Así que si su teléfono se pierde no vayan a molestar a la casa de Dobson.

Vía: Las Vegas Review-Journal

  • si se pierde un telofono movl se puede localizar si lo tienen prarado
  • gps for mobile Ltda Cont?ctenos