Nokia cierra su servicio financiero móvil en la India

En 2009 y gracias a la adquisición de la firma Obopay por 70 millones de dólares, Nokia Money vio la luz por primera vez; su finalidad es permitir que los consumidores puedan utilizar las tiendas Nokia como cualquier sucursal bancaria en la que se lleven acabo transacciones financieras y teniendo como identificador el número telefónico del portador.

Es curioso pero en India, el conjunto de tiendas Nokia es más amplio que las mismas sucursales bancarias, según reconocimiento de Yes Bank hace un par de años en Barcelona.

Debemos hacer un paréntesis y recalcar que los servicios financieros son considerados como una de las oportunidades de negocio más importantes del sector de telefonía móvil, pero hasta ahora solo en Kenia y Filipinas se han convertido en grandes negocios, ya que las estrictas regulaciones y la falta de un modelo de negocio han restringido su auge en otros lugares.

Ahora, ¿Nokia por que decidió aventurarse en el mercado financiero? Pues es simple, ya que ellos compararon los 4.000 millones de lineas de telefonía móvil con los 1.600 millones de cuentas bancarias, apostando por utilizar los primeros como medio de acceso “Unbanked”, la población que en realidad no utiliza servicios financieros.

Nokia Money cuenta con unos 200.000 clientes , a los que hay que sumarle otro millón de abonados de los servicios de banca móvil que Nokia ofrece en las áreas urbanas a través de dos bancos, el Yes Bank y el Union Bank. Se espera que ambas entidades se hagan cargo de los clientes.

Pero ahora y a pesar de esto, Nokia ya no considera a la banca móvil como un servicio fundamental para su estrategia de posicionamiento futura y según lo dicho en The Hindu, Nokia va a devolver las cuotas de alta al servicio a los clientes a partir de esta semana; a su vez, solicitará al Banco Central de la India que anule su licencia para operar en el sector bancario.

El servicio de Nokia Money seguirá en funcionamiento durante 3 o 4 meses más y absorberá en otras divisiones a la gran parte de los 100 empleados que actualmente trabajan en la banca de Nokia.

¿Consideran ustedes adecuada la postura que tomó Nokia?

Vía El Economista