Kindle podría ser gratuito en noviembre, ¿cómo puede cambiar el juego?

¿Se imaginan un futuro en el cual los dispositivos donde podemos leer libros electrónicos son gratuitos? financiados de cierta forma por los fabricantes y las mismas tiendas que venden libros en este formato?

Bueno, es algo que probablemente suceda más pronto que tarde. Meses atrás cuando tuve en mis manos y empecé a usar un Kindle del cambio de paradigma que significa la lectura en tinta electrónica y la obtención de contenido en este dispositivo. No es una pantalla con retroiluminación, se ve practicamente se siente como papel. No necesitas configurar una conexión Wi-Fi para comprar libros, usa una conexión 3G de datos gratuita que funciona en practicamente todo el mundo.

A medida que han pasado los meses Amazon está ejecutando una estrategia bastante interesante y al mismo tiempo extremadamente obvia: mientras mayor es la demanda del dispositivo (las navidades pasadas Kindle fue el dispositivo más vendido de la tienda online) su precio deciende. Siguen mejorándolo, siguen sacando nuevas versiones del hardware, pero el precio sigue disminuyendo.

Veamos los números:

  • Febrero 2009: $350 dólares
  • Agosto 2009: $300 dólares
  • Octubre 2009: 259 dólares
  • Agosto 2010: $139 dólares o $189 dólares

La tendencia a la baja la notó Kevin Kelly hace unos días, realizando el gráfico que acompaña a este texto. Si Amazon mantiene la tendencia, en noviembre de 2011, el Kindle no costará nada. La estrategia es lógica y puede obtener resultados que marquen un antes y un después en la industria de los contenidos:

  • Amazon siempre hace grandes esfuerzos por ofrecer un servicio a clientes alto. De regalar el soporte físico para leer contenido digital estaría dando un valor altísimo a sus clientes.
  • Al regalar el Kindle el umbral de adopción del formato y el dispositivo sería mínimo: no tiene costo, cualquier persona puede obtener uno y de paso tampoco hay costo por conexión. Simplemente pagas por lo que lees.
  • Amazon se adelanta notablemente sobre la competencia, lo cual generalmente significa una cosa: el resto intenta a igualar, la demanda crece, los precios bajan y el cliente siempre gana.

¿También recordemos que en enero Amazon ofreció algo parecido: cualquier cliente de su plan Prime podía comprar el dispositivo, pero si al cliente no le gustaba, la compañía devolvía el pago, pero de cualquier forma te quedabas con el lector.

Sumado a esto viene el rumor de “fuentes confiables” de TechCrunch (sea lo que sea que eso signifique) que Amazon planea, efectivamente, hacer esto a finales de 2011. Y para meter más leña al fuego, Kevin Kelly tuvo oportunidad de encontrarse con Jeff Bezos (CEO de Amazon) y comentarle de la teoría y la gráfica, ¿la respuesta de Bezos, con su característica sonrisa?

> Oh! — ¡notaste eso!

La idea de ofrecer soportes físicos para contenidos digitales no debería sorprender a nadie. A mi me sorprende que aún no haya una coalición de editores (periódicos y revistas) que hagan una inversión muy grande para fabricar millones y millones de lectores de libros electrónicos, con un volumen tan alto que el precio por unidad sea tan bajo que puedan asumir el costo y regalarlos. ¿Se imaginan puestos en la calle que en vez de pagar por un periódico pagues un dólar o dos por abrir una pequeña compuerta y obtener un lector de este tipo?

Y desde mi punto de vista; si los editores y si las compañías que producen el contenido no lo están haciendo, suena sumamente lógico que la mayor tienda de libros online lo haga.

Extraído de Cookingideas