Windows Store tiene apps falsificadas que vende apps gratuitas

Tremendo escándalo ha de estar enfrentado en estos momentos Microsoft con su tienda de aplicaciones para Windows. Según un estudio que  ha hecho  How to Geek, y que igual en Windows Phone Store se ha visto en algunas ocasiones,  hay algunas apps que se hacen pasar por las originales usando sus propios logos pero  esta situación sucede en todas las plataformas,  en  este caso la situación  no es tan simple como parece, ya que puede parecer que los encargados de cuidar la veracidad y seguridad de las apps  no están haciendo su trabajo, ya que varias de esas aparecen como relevantes superando a las originales que son las que deberían aparecer de forma prioritaria para los usuarios de Windows 8 y en su lugar, lo ocupan programas fraudulentos.

vlc-windows-store

Ejemplo de la app VLC original y fraudulenta en Windows Store

Aunque no se descarta que existen alguna app maliciosa, el problema es que la existencia de apps fraudulentas se  basan en usar imágenes y hasta descripciones que usan las reales, confundiendo al usuario, tal como se puede ver en la captura en donde al buscar la app VLC aparece dicho resultado, haciendo que el usuario no pueda diferenciar de la original de la falsa y lo mismo pasa con otras aplicaciones, incluso usando nombres muy similares a los originales.

Es recomendable siempre entrar a la página del fabricante porque hay aplicaciones que no están disponibles para Windows, solo para Mac, pero aún así se encuentran aplicaciones falsas que toman su lugar.

De nada sirve tener varias versiones de la misma app si no es la original, que es diferente a encontrar varias versiones de apps que realicen funciones similares pero con nombres diferentes, que no traten de hacerse pasar por otras.

Con la crítica de que en Windows Phone hacían falta apps, Microsoft alentó a que gran cantidad de desarrolladores metan sus apps, pagando desde marzo del año pasado, $100 USD a toda app publicada, haciendo que los desarrolladores que metan  más apps ganen más, sin cuidar tanto la calidad de las mismas.

FuenteHow To Geek