Operadores europeos pierden interés en Nokia

Nokia va de mal en peor. Siguiendo la historia de la caída del 94% de las ventas de Nokia, ahora nos enteramos de que la situación con los operadores en el viejo continente tampoco es favorable para la compañía finlandesa, situación nada buena para esta empresa teniendo en cuenta que junto a América Latina, Europa es su mayor bastión.

De acuerdo a Forbes, el Nokia N8 – dispositivo insignia de la marca – no tiene una muy buena aceptación en ese continente. A siete meses de su lanzamiento, el precio con subsidio de este terminal se ha reducido a unos míseros 15 euros al mes. La razón de este extremo bajo precio no es otra que la limpieza de inventario, es decir, los operadores europeos quieren deshacerse ya de sus N8.

El otro smartphone que peligra en Europa es el Nokia E7. El caso de este terminal con Symbian enfocado a los negocios es peor que el de su hermano el N8, y es que no se ha ganado el soporte de los operadores que Nokia esperaba.

Gracias a este poco interés que los operadores europeos muestran en los teléfonos de la marca finlandesa, se esperan que las ventas de smartphones Nokia bajen de 24 millones como fue en el primer trimestre de este año a 20 millones. Pero la situación podría ser aun peor, dependiendo del soporte de los operadores del viejo continente a los terminales con Symbian.

La erosión que están sufriendo las ventas de Nokia se debe a Android, de acuerdo a Forbes. Y es que la combinación de buen procesador, pantalla, calidad de construcción y desempeño del sistema operativo hace que haya una gran brecha entre los equipos con Android y los equipos con Symbian de Nokia. Y es que a diferencia del N8 o el E7, el Samsung Galaxy S II, el Xperia Arc y el HTC Desire HD han sido todo un éxito en Europa. Incluso teléfonos de gama más baja como el Xperia Play y el Galaxy Fit han mostrado venderse mejor de lo esperado.

Con las bajas ventas de los terminales Symbian y sin un futuro que augure un cambio a esto, no es de extrañar que Nokia haya decidido aliarse con Microsoft y sustituir este sistema operativo ya arcaico con la nueva propuesta de Redmond. Aun así, puede que esta alianza haya llegado un poco tarde: los primeros Nokias con Windows Phone 7 llegarán en el mejor de los casos hasta finales de este año y mientras tanto parece que no hay forma de contener la disminución en las ventas que día a día sufre Nokia.

Vía | Forbes

  • nokias modelos

  • nokia e 7