Nokia recorta 7 mil empleos para reducir costos

Nokia ha decidido despedir a 7,000  empleados y  subcontratar su  servicio de Symbian para recortar $ 1,460,000,000 en gastos para mantenerse en la lucha feroz del mercado de smartphones.

Como sabemos, ya tiene una semana que Nokia dio a conocer al mundo el acuerdo definitivo para trabajar con Microsoft usando Windows Phone 7 y estas acciones son consecuencia de la firma del mismo.

Este movimiento equivale al 12% de su fuerza de trabajo donde  cuatro mil empleados  de Finlandia, Dinamarca e Inglaterra serán despedidos y se transferirán tres mil a la firma Accenture, que trabajará con Symbian  tanto en la parte de desarrollo como para dar soporte tanto para Symbian como para WP7.

Este movimiento fue bien  visto por la bolsa donde los inversores  creen que esta decisión fue la mejor al ser la forma más rápida y económica para salir de sus operaciones en vez de realizar  despidos masivos y se reflejó en que sus acciones  subieron  un 3%, excepto  a  su proveedor Tieto, que cayó  a más de ese porcentaje. La ganadora será la empresa Accenture al abrirsele una gran oportunidad en el desarrollo de aplicaciones móviles. Esta decisión  mantiene a Nokia enfocada en Windows Phone para que no haya dudas de la decisión que tomaron, expresa la analista de Gartner Carolina Milanesi.

Este acuerdo permitirá a Nokia recortar  costos anuales en el área de investigación y negocios en un billón de euros para 2013 cuando en 2010 gastaron 5.65 billones.

Parte de la caída de Nokia se ha debido al amplio ecosistema  competitivo en el área de los smartphohes que ha cambiado de forma muy rápida mencionó en Helsinki Stephen Elop en una conferencia de prensa.

Finlandia despedirá a 1400  trabajadores  y todos son programadores de Meego, por lo que se da a entender que todos los que pasarán a la otra empresa, trabajan exclusivamente con Symbian y a la larga permanecerán ahí ya que después tendrían que trabajar con WP7 ( de hecho se acordarán que en el acuerdo se habló precisamente de esta acción). Se cree que los programadores despedidos tendrán buenas posibilidades de reinsertarse en el mercado laboral en otras empresas.

También piensan reducir sus operaciones en Copenhague, donde recortarán e 950 puestos de trabajo, y cerrarán su segunda sede en White Plains, Nueva York, lo que niega que Nokia vaya a pasar sus oficinas a Estados Unidos, ya que habían rumores de que cambiarían de sede, ante lo cual Elop a dicho rotundamente que Finlandia sigue siendo el  corazón a futuro de Nokia, aunque no deja de ser un gran golpe  económico para su país de origen.

Vía: Reuters