Descienden las ventas del Apple Watch

La caída en las ventas sería del 90% según un reporte de una firma de Estados Unidos.

apple-watch

Un reporte no oficial indica que el Apple Watch ha descendido en sus ventas en un 90% en Estados Unidos.

El Apple Watch es el primer reloj inteligente de Apple que tardó mucho en salir en venta y que desde el comienzo se supo que no sería nada barato. Tras la espera de varios meses, los usuarios parecen estarle pasando factura a este dispositivo debido a la larga espere y altos precios, ya que un reporte indica que se ha desplomado sus ventas.

Según la firma Slice Intelligence, desde su lanzamiento, Apple ha recibido cada vez menos solicitudes, vendiendo unos 20 000 relojes al día en Estados Unidos desde el mes abril y en otros días vendiendo menos de diez mil.  Por supuesto, estas cifras son pequeñas si se comparan con el millón y medio que se logró en la semana de lanzamiento.

Otro dato que se da a conocer, es que dos tercios de esos relojes son de la categoría “Sport”, la más económica, cuyo precio en ese país es a partir de los 349 dólares (en México 6 mil 800  MXN es el precio del más económico). Del modelo Apple Watch Edition se han vendido menos de dos mil en Estados Unidos (no hay mención de cómo va la venta en otros mercados).

Los números que proporciona la firma se basan en recibos electrónicos enviados por correo a los compradores. Rastrear las ventas de este dispositivo ha sido difícil, incluso para los expertos de Wall Street, ya que Apple no ha querido compartir las cifras exactas, provocando la preocupación de sus socios,  clientes y fans.

Aunque es de esperar que después de un lanzamiento las ventas disminuyan, no se espera que tengan una caída drástica, sobre todo cuando apenas el producto está llegando a otros mercados. Si bien es cierto que esta nueva categoría de producto para la empresa apenas representa una pequeña parte de donde van a obtener sus ganancias.

El éxito o fracaso comercial de este producto determinará su destino y es muy importante en el sentido de ser el primero que sale después de la muerte de Steve Jobs además de que habrá que esperar si se lanzará una segunda versión del mismo. En este caso, no hubo la clásica reacción de la “desaparición del producto apenas se coloque en los aparadores” ya que  las demoras en la fabricación hicieron que la venta sea inicialmente online, por lo que no hubo la clásica fila de compradores, excepto en donde se hizo la reserva para la prueba y compra.

Debido a que es el primer producto wearable de la empresa, se espera que a futuro incursionen en otros, más propios que de terceros, para estar al frente en la próxima ola de innovación, en donde sus rivales se han adelantado. No es de extrañar que Apple siga empleando la estrategia de ver qué hay en el mercado y mejorarlo, en donde se puede considerar que innova en su marca, pero no necesariamente en el segmento del producto lanzado, ya que aplica algunas cuantas nuevas tecnológicas, que al final, hace que se destaque.

Con información de Market Watch.