Apple, el gran secreto y la lucha contra las fugas de información

A los ingenieros de Apple les encanta la gran revelación, la reacción del público cuando un producto nuevo y sorprendente en el que hayan trabajado en secreto finalmente aparece a la vista del público durante una keynote. Pero el público le gusta la información anticipada sobre los productos; en forma de filtraciones, rumores y fotografías de baja calidad y de dudosa procedencia.

Son como niños que insisten en agitar, estrujar, ladear, apretar y, finalmente, adivinar exactamente lo que está dentro de sus cajas de regalo antes del día de navidad, arruinando la sorpresa al momento de abrir los regalos.

Sin embargo los productos de Apple siempre se han filtrado. Para el que los filtra, el conocimiento le proporciona notoriedad y poder; el poder de saber más que los demás, de revelar el gran secreto de Apple. Las fugas son ahora tan abundantes que resulta difícil aparentar estar sorprendido cuando Apple nos muestra algo nuevo. Pero ¿por qué? Al parecer las filtraciones son simplemente un subproducto de la globalización.

Los empleados que trabajan en la sede de Apple en Cupertino siempre tienen historias de lealtad y del orgullo que les proporciona ser parte del equipo que desarrolla un proyecto, hasta el punto en que el secreto de Apple no es una obligación empresarial, sino una manera de mostrar respeto por el trabajo de otros empleados.

La seguridad en Apple sigue siendo igual o quizá más estricta, un año después de que Tim Cook se hiciera cargo del puesto de CEO. Si algún prototipo es transportado dentro de la empresa, este permanece cubierto con un paño negro para que los empleados no puedan echarle un vistazo. Los que prueban productos en fase de pre-lanzamiento fuera del campus tienen prohibido usarlos en proximidad de otras personas, incluyendo a empleados de Apple. Los equipos internos de seguridad controlan los canales IRC en que los empleados gustan de pasar el rato charlando.

Estas prácticas no son nuevas, también a menudo circulan internamente historias sobre personas despedidas o trasladadas a diferentes grupos como castigo después de que algún secreto es revelado, aunque sólo sea dentro un grupo mayor dentro del mismo Apple.

El hecho es que la mayoría de las fugas que se han dando a través de la web durante los meses previos al lanzamiento de un producto nuevo; como el iPhone 5, el MacBook Pro Retina, y el iPad mini, no se han originado dentro del corporativo de Apple, sino que procedían de algún lugar dentro de la prolongada cadena de suministros global de Apple, ya que los proveedores en el extranjero no tienen el mismo nivel de lealtad, o la sensación de triunfo durante la creación de nuevos productos.

Hay miles de personas trabajando en las fabricas que no tiene ningún interés en mantener en secreto y las fugas continuarán aumentando a medida que se aumenten las operaciones de manufacturacion de equipos de Apple en el extranjero.

Las fugas también hacen el trabajo de los ingenieros de Apple más difícil. Cuando los secretos se revelan, Apple tiende a reaccionar apretando más las condiciones de los empleados que sí puede controlar, en su mayoría, el personal en los Estados Unidos, sean o no participes de la fuga de información, endurecen cada vez más las condiciones, hay nombres en clave de los nombres en clave de los nombres en clave.

“Entiendo por qué la gente revela secretos, todo el mundo quiere sentirse importante y demostrar que saben cosas”, dijo un empleado. Sin embargo, “todas estas medidas de seguridad para los empleados [estadounidenses] en realidad sólo van a evitar accidentes”, como la pérdida prototipo de iPhone 4. “Si la gente quiere revelar cosas, van a encontrar la manera”.

En última instancia, los empleados de Apple parecen dispuestos a aceptar una mayor seguridad, pero también saben que en el mundo actual, donde los empleados chinos en la línea de fabricación tienen teléfonos celulares y acceso a conexiones de Internet, se conseguirá violar el secreto de Apple hasta que se encuentre una manera de mejorar la seguridad en las fabricas. Incluso entonces, las fugas nunca serán contenidas completamente.

 Lo que no se fabrique en los EE.UU. difícilmente tomará por sorpresa al público.

Vía: ars

  • la informacion es poder apple

  • apple y su gran equipo