Samsung estima un crecimiento en sus ganancias del 17.3%

Debido a los 26 millones de unidades vendidas del Galaxy S7

Galaxy S7

El dúo de Galaxy S7 han dejado ganancias exitosas a Samsung

Desde la salida del Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, los analistas veían un futuro de crecimiento y buenos ingresos para la firma surcoreana, incluso se sugería que serían más exitosos que la generación anterior, los Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge. Sabemos que Samsung ganó la batalla contra Apple en Q1 de 2016 respecto a ingresos y ventas, puesto que la empresa de la manzana sufrió su primer caída desde 2003, en cambio la firma surcoreana obtuvo un crecimiento del 12.4% en comparación del mismo período del año pasado.

Estas cifras aumentaron aún más las expectativas de los analistas respecto al segundo trimestre, sobretodo por el lanzamiento al mercado de los Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge. Las consultoras de Corea del Sur afirmaban que Samsung cerraría Q2 de 2016 con 7.3 mil millones de wones (5 mil 670 millones de euros) de ganancias, según datos aportados por la agencia coreana Yonhap, sin embargo, parece ser que los dispositivos estrella de Samsung han cambiado esta perspectiva.

Samsung Electronics estimó este jueves un beneficio operativo en el período abril-junio de 8 mil un millones de wones (6 mil 290 millones de euros), es decir, un aumento del 17.3% respecto al mismo período del año pasado. Esta cifra también supera en un 20.8% a la del trimestre anterior de enero-marzo de este año, según los resultados provisionales presentados por la compañía.

samsung-ingresos

Se estima que entre el Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge registren hasta 26 millones de unidades vendidas, por lo que, tomando en cuenta estas cifras, Samsung podría recibir ganancias operativas de hasta 3.5 mil millones de wones gracias a su mercado móvil, por lo menos en el período de abril-junio.

Claro está, estas cifras hablan muy bien del trabajo de la firma en el primer semestre de 2016, pero son números estimados, por lo que podrían ser crecer o descender, aunque falta conocer los ingresos que tuvo gracias a la venta de procesadores, incluso le falta reportar sobre la venta de paneles OLED.

Para el siguiente trimestre del año, Q3, el Galaxy Note 7 podría brindar mejores cifras a la empresa y dejar un año exitoso para Samsung, o puede ser que la firma de la manzana haga un mejor trabajo y se lleve nuevamente la corona con su próximo iPhone, ya lo estaremos viendo.

A mediados de Julio, Samsung tendría que reportar las cifras verdaderas, lo que nos despejaría dudas de si la firma podrá tener otro año exitoso como el 2014 o un año regular como el 2015. Por su parte, Apple, de la mano de Tim Cook, presentaría el siguiente informe de ingresos de 2016 el próximo 26 de julio, aunque se espera que vuelva a presentar otra caída en el año.

Con información de 9to5Google y Phonearena.